El dólar extiende su corrección bajista

Hola Amigos, buen día. Una intensa sesión se vivió el miércoles en el mercado de divisas, con oscilaciones fuertes en los pares principales, y con un dólar que, salvo alguna excepción, terminó cediendo terreno en varios frentes.

Bajaron los rendimientos de los bonos del Tesoro, y a ello se puede atribuir parte de la caída del billete; pero además, la búsqueda de activos de inversión más agresivos se intensifica, y ello explica el alza del euro y la libra esterlina, las dos monedas más beneficiadas en las últimas horas, junto con el franco suizo, que llegó a su máximo de dos semanas. Por otra parte, el euro creció ante el dato de confianza del consumidor de Sentix, que creció muy por encima de lo esperado, para posicionarse en su mejor nivel desde agosto de 2018.

Entre las materias primas, el oro y la plata resurgen con fuerza, aunque aún mantienen una dinámica bajista marcada en los gráficos de mediano plazo. El petróleo, en cambio, se muestra volátil pero errático, sin muchas pistas ciertas, y con un sesgo bajista de corto plazo.

La posibilidad de que Estados Unidos vuelva a volcar, a través de un gigantesco plan de infraestructura la suma de 2.2 billones de dólares despierta el entusiasmo de los inversores, que siguen premiando a las acciones principales. De todas formas, el martes los papeles líderes se tomaron un largo descanso, para finalizar la sesión sin cambios relevantes, manteniendo a los índices Dow Jones y S&P 500 cerca de sus máximos históricos, pese a sus claros signos de sobre compra.

Una visión de más largo plazo, que no es ciertamente lo aconsejable para operar día a día, pero que le pone un norte a las posiciones diarias, indica que el dólar puede volver a caer durante un tiempo más, para comenzar a crecer cuando la inflación vuelva a ser un problema. Sobre ese particular habrá novedades la semana próxima, con los datos de marzo, aunque no será sino hasta julio cuando el dato comience a tener peso especifico en la economía, y ponga a la Fed contra las cuerdas.

Para las próximas horas, el panorama luce algo más abierto, y no tan desfavorable para el dólar. Tanto el euro, como la libra, el franco y el yen están llegando a niveles de sobrecompra, y esto torna inminente sendas correcciones bajistas de las monedas principales. El dólar australiano luce más relajado, y el dólar canadiense está ahora más ocupado en perseguir al débil petróleo de estos días que en atacar a su vecino.

La ausencia de noticias importantes en el calendario torna nuevamente importante la apertura de Wall Street, que parece estar en un compás de espera, aguardando novedades sobre la cuota de liquidez que siempre reclama, esta vez con el plan de infraestructura.

Por el lado de los planes de vacunación, Estados Unidos anunció que a partir de fines de abril todos los ciudadanos mayores de 18 años estarán en condiciones de ser inmunizados contra el virus. Lejos de ese escenario se encuentra el resto del mundo. Europa sigue enredada en peleas internas y con los laboratorios, Reino Unido marcha a paso firme, y Latinoamérica, con alguna excepción, se encuentra en muy malas condiciones en este sentido, con corrupción, demoras, privilegios, confusiones, anuncios grandilocuentes, y con muy poca gente vacunada. Clara muestra del lugar que ocupa cada uno en el mundo actual, con los mercados reaccionando en consecuencia.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el jueves.