Petróleo, en mínimos del siglo; bolsas sin cambios

Hola Amigos, buen día. El barril de petróleo (WTI) cayó a su mínimo nivel desde 1999 en las primeras horas del lunes, barriendo la zona de 15 dólares (cotiza ahora mismo a 14.30 dólares), y apuntando a la baja para el resto del día.

La nueva baja del petróleo viene de la mano de dos factores: el primero, la falta de demanda a nivel global, con la industria aeronáutica paralizada, la industria prácticamente sin movimientos, y el consumo de combustible en bajísimos niveles; el segundo, la limitada capacidad de almacenamiento de crudo, con los buques ya repletos, y con la perspectiva que desde junio no haya posibilidades de guardarlo, lo cual podría generar un colapso del sector.

El acuerdo al que llegaron las potencias petroleras dos semanas atrás para reducir la producción en un 10% diario no parece ser suficiente para frenar la caída del precio, aunque la reducción efectivamente tomará lugar desde el 1 de mayo.

Técnicamente, el gráfico diario presenta una muy marcada sobre venta, con un 26% de demanda frente a un 74% de oferta. Entre el 9 y el 18 de marzo la demanda había llegado al 17%, luego del desplome producido por la falta de acuerdo entre Rusia y Arabia Saudita del día 6 del mes pasado, que dio lugar a la actual caída. Seguramente, antes de enfrentarse como lo han hecho en esa oportunidad, tratarán de acordar y evitar el desenlace actual.

Las divisas principales iniciaron el día al alza. Tanto el euro, como la libra esterlina, el yen y el franco suizo le ganan la contienda diaria al dólar, con movimientos suaves, pero que dejan el claro que la moneda estadounidense no ha podido conservar su alza de la última semana.

La ausencia de noticias macroeconómicas impide que los precios se disparen, en momentos en que la atención de los operadores se centra en el avance de la actual crisis sanitaria. Dado que la misma da por momentos algunas muestras de ceder en algunos países muy afectados, se generan expectativas en cuanto a una recuperación de la economía global, pese a que el piso aún no se ha encontrado.

Europa tendrá una muestra de ello esta misma semana, cuando se conozcan en Alemania los datos de manufacturas de marzo, que seguramente ofrecerán cifras decepcionantes. Este informe suele ser el más importante del viejo continente, y el euro puede perder vuelo al momento de su publicación. Falta mucho aún, y aún hay que ver como llegará la moneda única a dicha instancia.

Las bolsas asiáticas cerraron con escasos cambios, y las europeas operan de la misma forma. En tanto, los futuros de los índices de Nueva York se mueven con un tono bajista muy ligero, sin definir una tendencia clara para el resto del día.

Por su parte, la onza de oro ha cedido posiciones en las primeras horas de la sesión, llegando a 1670 dólares. El metal precioso había tocado 1747 dólares en su máximo de varios años la semana anterior, y si bien mantiene una tendencia alcista de mediano plazo, en el gráfico de 4 horas se presenta algo más débil. La superación de 1690 dólares podría darle un nuevo impulso alcista al oro en las próximas horas.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el martes.

El PBI de China cae por primera vez en 44 años; se desploma el petróleo

Hola Amigos, buen día. Aunque fuera previsible, la caída del PBI de China en el primer trimestre de 2020, que llegó al 6.8% frente al 6.2% esperado, no ha dejado de impactar en los mercados. La segunda potencia global vino reportando crecimiento desde hace más de 25 años, aunque desde 1976 se cree que su crecimiento había sido constante. Esto pone de manifiesto, una vez más, la magnitud de la crisis global.

Las consecuencias se vieron apenas conocido el dato. El petróleo cayó a un nuevo mínimo de 18 años, que mantiene en estos momentos, cotizando el WTI a 18.29 dólares, y con una perspectiva bajista para el resto del día. La baja de la materia prima, una de las más profundas desde el desplome del 9 de marzo, impactará de lleno en las divisas de los países vinculados a su producción durante la sesión del viernes.

La sesión asiática había comenzado con un insólito crecimiento de los futuros de los índices bursátiles. La conferencia de prensa que a diario brinda el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuvo un tono especialmente optimista, pese a que en su país el número de víctimas había crecido a un máximo desde el inicio de la crisis en la víspera. Los futuros del Dow Jones observaron un crecimiento de casi 1000 puntos, luego de que Trump afirmara que en muy poco tiempo reabrirá la economía de su país, que actualmente se encuentra virtualmente bloqueada.

El alza aún se mantiene, aunque las ganancias se han reducido casi en un 50%. Tanto los futuros del Dow Jones, como los del S&P 500 y el Nasdaq 100 pierden posiciones en la sesión europea, al tiempo que los índices del viejo continente se presentan con ganancias muy modestas, ante las versiones de que se está experimentando con éxito una serie de medicamentos y vacunas contra el virus.

En este particular y complejo contexto el dólar, que se había visto ya fortalecido en la sesión del jueves, presenta un nuevo impulso alcista. El euro cae a 1.0826, con una tendencia bajista en el gráfico de 4 horas, con un soporte claro en 1.0770, el mínimo del mes hasta el momento. Sin datos importantes provenientes de Europa, la divisa única cae al ritmo del alza del dólar, a modo de refugio.

La libra esterlina se acerca a su mínimo semanal en 1.2406, con una tendencia bajista de corto plazo, que sugiere una caída mayor para el resto del día. La crisis sanitaria se ha agravado en Reino Unido, y la baja de la libra está vinculada a esta circunstancia, sin que por ahora se observen cambios de tendencia.

También la onza de oro cede posiciones, cotizando a 1692 dólares, con una tendencia que, más allá de que en el mediano plazo se mantiene claramente alcista, está dando signos de debilidad para las próximas horas. El fulminante rally del oro finalizó en 1747 dólares esta misma semana, y a primera hora de la fecha quebró una línea de tendencia alcista en el gráfico de 4 horas, en 1705 dólares.

Sin informes importantes desde Estados Unidos, la apertura de la sesión americana, a las 9:30 del este, será el evento que definirá la tendencia de los mercados para el resto del día. La impresión que queda, al cabo de las primeras horas de este viernes, es que el optimismo desmesurado del inicio de la sesión de Asia se va apagando lentamente.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, y buen fin de semana, nos reencontramos el próximo lunes. Hasta entonces.