La libra Esterlina y la esperanza de un Brexit blando

Hola Amigos, buen día. En las últimas horas resurgieron las noticias sobre el Brexit, y esta vez, después de mucho tiempo, los anuncios no fueron negativos. El negociador del lado de la Unión Europea, Jean Claude Juncker, dijo el jueves que finalmente podría haber un acuerdo antes del 31 de octubre, que es la fecha límite que la UE impuso a Reino Unido para la salida.

El efecto sobre la libra no se hizo esperar: llegó a 1.2560 a última hora de la víspera, para mantener, en la sesión europea del viernes, un marcado tono alcista de corto plazo, con un máximo en 1.2585. La superación de dicho nivel podría llevar a la libra a 1.2645, nivel que no toca desde inicio de julio pasado.

Esto sucede en un contexto de relativa tranquilidad para los mercados financieros en general. No se han conocido datos importantes el jueves, y los operadores no reaccionaron tardíamente al recorte de tasa de la Fed, si bien en las primeras horas de la fecha el dólar presenta un tono bajista en prácticamente todos los frentes.

Así, el euro se acomoda por encima de 1.1030, aunque lejos aún de superar 1.1085, cuyo quiebre podría llevarlo a 1.1085 y 1.1110, próximos niveles de resistencia en el gráfico de 4 horas. A la baja, precisamente 1.1030, 1.1005 y 1.0980 aparecen como soportes importantes. La divisa única no logró aprovechar el recorte de la Fed, pero es justo decir que tampoco cedió en buena forma ante el recorte del BCE, que había tenido lugar la semana pasada.

En cuanto al yen, al igual que el oro, comienzan a dar señales de vida. Esto podría reflejar algún nivel de búsqueda de refugio en las próximas horas, aunque la divisa nipona solo abandonará su tendencia bajista al quiebre de 107.65, primer soporte del par USD/JPY. En cuanto a la onza, supera los 1505 dólares, generando una ligera tendencia alcista en el gráfico de 4 horas, que deberá confirmar a la superación de 1512 dólares, donde invalidaría un triángulo bajista medido en el gráfico de 4 horas.

En cuanto a los índices bursátiles, apenas iniciada la sesión europea, las principales referencias como el DAX 30, FTSE 100 e IBEX 35 mantienen sendas alcistas de corto plazo, y los futuros de los índices de Nueva York al menos no caen, aunque se presentan en una senda lateral que se mantiene desde el miércoles a última hora.

La ausencia de referencias macroeconómicas importantes para este viernes hará de la sesión de la fecha un día sin muchos atractivos en cuanto a movimientos de precios, salvo que, como suele suceder en estos casos, aparezca Trump o algún funcionario similar que tenga ganas de sacudir a los mercados con un tweet.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, y un muy buen y reparador fin de semana, nos reencontramos el próximo lunes. Hasta entonces.

Fed: Recorte de tasa y dudas en los mercados

Hola Amigos, buen día. Como estaba previsto, la Reserva Federal recortó la tasa de interés en 25 puntos básicos, quedando la misma en un rango que va entre el 1.75 y el 2%, tal como se encontró durante un breve período entre junio y agosto de 2018.

La medida, ampliamente esperada por los mercados, no tuvo mayor efecto en los precios del dólar. La conferencia de prensa posterior, a cargo del presidente de banco central, Jerome Powell, tampoco surtió un efecto decisivo en la moneda estadounidense.

Powell se mostró moderadamente optimista en cuanto a su visión actual de la economía, aunque recalcó que hay riesgos sobre el crecimiento actual. Una opinión similar es la que esgrimió en la reunión de fines de julio.

El comunicado, siempre escueto y con palabras cuidadas, no impide que se vea una fuerte disidencia en el seno del Comité de Política Monetaria (FOMC), cuyos miembros votaron en forma dividida, algunos a favor del recorte mencionado, uno con intención de un recorte mayor, y otros sin voluntad de recortes. Algunos analistas coinciden en afirmar que aún hay posibilidades de un recorte adicional durante 2019, aunque otros opinan que habrá dos, pero en 2020.

Quien volvió a enojarse con las medidas fue Donald Trump, que cada vez que puede ataca a Powell a través de Twitter, algo insólito en cualquier país y mucho más en Estados Unidos. Trump quiere una tasa cero, o negativa, algo imposible por mucho tiempo.

Incluso, horas antes de los anuncios, trascendió que, a causa del atentado que destrozó la mitad de la capacidad de producción de petróleo de Arabia Saudita, no habría recortes de tipos en esta reunión. Una menor oferta de petróleo provocó una estampida del mismo a inicio de semana, lo cual podría presionar sobre la inflación. De todos modos, las autoridades saudíes afirmaron que podrán volver a producir a valores normales en menor tiempo que el esperado.

El mercado reaccionó con dudas. Las acciones del NYSE cayeron en una primera instancia, para recortar sus pérdidas sobre el cierre de la sesión, aunque aún quedaron lejos los índices principales de cubrir los gaps que dejaron el lunes.

El petróleo, que cayó durante buena parte del martes y miércoles, detuvo su baja por encima de los 58 dólares, y muy lejos de cubrir el gap de 54.85 dólares por barril. El oro, por su parte, cayó fuerte, cubriendo el hueco que había dejado el lunes en 1488 dólares, superando en más de 5 dólares dicho nivel.

En cuanto a las monedas principales, el mayor movimiento vino del lado del yen. Tanto el euro como la libra Esterlina se movieron, y aún lo hacen este jueves, en forma muy moderada, mientras la divisa nipona cedió con relativa fuerza ante el dólar. Este movimiento también impulsó al alza a los cruces EUR/JPY y GBP/JPY.

En otro orden, y ya pasando a las últimas horas, el comunicado de política monetaria del Banco de Japón no ofreció sorpresas, manteniendo su tasa de interés en el -0.1%.

Respecto a lo que sigue, el Banco de Inglaterra dará a conocer, a las 7:00 del este, su propio comunicado de política monetaria, sin cambios previstos tanto en la tasa de interés, que quedará en el 0.75%, como en el plan de compra de bonos que la entidad mantiene desde hace más de 10 años. Hasta que no se resuelva el interminable conflicto del Brexit, el Gobernador Carney y su equipo no podrá tomar acción en la tasa de interés. La presunción que deberá hacerlo, de apuro, en la última parte del año.

Otro dato de interés para este jueves será el índice de la Fed de Filadelfia, de bajo impacto en el mercado, pero muy seguido por los inversores.

La sesión americana de la fecha entonces aparece como moderadamente atractiva, con los mercados digiriendo las medidas de la Fed, y buscando pistas acerca de lo que viene. Un futuro que ofrece ciertamente luces y sombras.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el viernes.

Los mercados, en manos de una Fed poco previsible

Hola Amigos, buen día. Al igual que a fines de julio, se espera que este miércoles la Reserva Federal recorte la tasa de interés, que quedaría en el 2%, desde el 2.25% actual. La medida, largamente esperada por los mercados, llega en un momento en el que, paradójicamente, la economía comienza a dar signos positivos, luego de varias semanas de dudas.

Cuando el 31 de julio el presidente Powell justificó el recorte de ese momento, lo hizo argumentando que se trataba de una acción preventiva, y que no era un comienzo de ciclo. Pero pocos días después, una serie de eventos, entre los cuales se encontró la devaluación del yuan, inducida por el gobierno chino, las cifras de manufacturas y servicios, y datos de empleo no del todo satisfactorios, parecen haber justificado largamente el recorte.

Paralelamente, fue creciendo la certidumbre de que en la reunión de septiembre se produciría otro recorte. Y pese a que los mercados ya descuentan el mismo, el ánimo de los mercados se tornó nuevamente optimista. Esto tuvo que ver con que las cifras de servicios crecieron significativamente en agosto, al tiempo que el presidente Trump anunció nuevas negociaciones con China para octubre.

De allí es que, si bien no hay muchas dudas acerca de como quedará la tasa desde este miércoles, lo que realmente es poco previsible es el tono del discurso posterior del presidente Powell. Si se expresara en forma similar a julio, es probable que el dólar vuelva a ganar terreno en varios frentes, en especial ante el euro, el dólar australiano y a la libra Esterlina. Las acciones, en tanto, podrían sufrir un traspié, y el yen podría recuperar terreno, al igual que el oro.

Si, en cambio, Powell abriera la puerta a un nuevo recorte para octubre o diciembre, las acciones se irán volando, llevando a los índices a nuevos máximos históricos. Aunque parezca contradictorio, una visión pesimista de Powell le dará fuerza a las acciones, y el dólar quedará en posición bajista.

Como de costumbre, el mercado de divisas no presenta cambios en estas horas previas a los anuncios. Los pares principales presentan tendencias algo difusas en los gráficos de 4 horas, con el euro y la libra Esterlina apuntando ligeramente al alza. En cambio, el franco suizo, el yen, el dólar canadiense y el Aussie australiano, este último en menor medida, presentan sesgos bajistas de corto plazo.

Es conveniente esperar unos cuantos minutos luego de los anuncios para tomar posición en el mercado. Si tiene tiempo, amigo lector, revise los movimientos de los últimos encuentros de la Fed, y verá fuertes oscilaciones en gráficos muy pequeños, que tornan casi imposible determinar la dirección del mercado, hasta que este despeja dudas. El comunicado tendrá lugar a las 2:00 pm del este, en tanto la conferencia de prensa posterior, a cargo de Jerome Powell, comenzará media hora más tarde.

Con este panorama, el resto de los eventos de importancia pasa por un día a segundo plano. El petróleo ensaya una formación de cambio de tendencia -hombro cabeza hombro-, cuyo cumplimiento cae justo para cubrir el enorme gap que dejó el lunes luego del atentado contra Arabia Saudita del sábado pasado.

El oro, sin cambios, transita en la zona de 1500 dólares, listo para saltar apenas hable la Fed. También dejó un gap el metal precioso, pero mucho más abajo, en 1488 dólares. Todo indica que lo cubrirá este miércoles.

Por lo demás, solo queda esperar. Lo que hoy decida la Fed tendrá efecto prolongado, no solo en el dólar, sino en todos los mercados, y en la economía global.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el jueves.

La tensión por la Fed no cede, el petróleo, tampoco

Hola Amigos, buen día. Luego de un lunes de fuerte tensión en los mercados financieros, producto del atentado perpetrado contra la estatal petrolera árabe Aramco, los operadores ya comienzan a palpitar el comunicado de política monetaria de la Fed, que se conocerá el miércoles.

La reunión del banco central de Estados Unidos comienza este martes, sin que se filtren datos a la prensa. La inmensa mayoría de los analistas aguarda un recorte de tipos de interés, que dejaría la tasa en torno al 2%.

Mientras tanto, las operaciones se dividen entre la búsqueda de refugio y cierto grado de riesgo. El yen fue parcialmente dejado de lado luego de una apertura alcista, que sin embargo no le alcanzó para quebrar su camino bajista de corto plazo. ¿Estarán ya los mercados descontando el recorte de la Fed, lo que podría impulsar un vuelco al riesgo casi inmediato? Es probable. Pero solo la superación de 109.00 podría darle un empuje alcista más marcado al par USD/JPY para los próximos días. El gap que el cruce dejó a inicio de mayo vuelve a estar a la vista.

La libra Esterlina, en tanto, permanece casi inmóvil, al igual que la contienda del Brexit. El conflicto ha ingresado ya en sus últimas semanas antes de una definición que muchos ruegan no sea tan brutal como la que quiere Boris Johnson. Si bien el Parlamento ya sancionó una ley que impide una salida de la Unión Europea sin acuerdo, aún quedan dudas respecto a las acciones que pueda tomar Johnson. La libra, que en los últimos días se mostró fuertemente recuperada, parece perder vuelo, y solo una caída fuerte del dólar podría darle una tendencia alcista algo más sustentable.

El euro, en tanto, ya parece haber digerido las medidas del Banco Central Europeo de la semana pasada. Luego de un anuncio que dejó dudas, con un paquete de estímulo insuficiente en la visión de gran parte de los operadores, y un recorte de tasa a mitad de camino, la moneda única se mueve en un estrecho rango de precios, precisamente a la espera de los anuncios de la Fed. Le espera un martes tranquilo al euro, sin dudas.

En cuanto al barril de petróleo, se mantiene firme en máximos de varios meses, luego del salto histórico del lunes, posterior al atentado ya mencionado. Las ganancias de la materia prima, superiores en gran medida a las de otras situaciones difíciles como la Revolución Islámica de 1979 o la invasión de Irak a Irán en 1990, no se diluyen a gran velocidad, pese a que el gobierno de Arabia Saudita afirmó que en poco tiempo la producción de crudo estará normalizada.

De todas formas, le costará al petróleo superar por mucho los máximos del lunes. No hay una demanda que amerite tan movimiento, y sí, en cambio, creemos que puede haber un retroceso a los valores de la semana pasada unos días más adelante.

Para matizar la espera de la Fed, el calendario de noticias del martes tiene como atractivo el dato de flujo de capitales extranjeros a Estados Unidos. Hace muchos años, este informe llegó a igualar el impacto del dato de empleos. Pero los tiempos han cambiado, y hoy el eje de los mercados pasa por otros eventos, algo más polítizados.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.