Oro y yen, nuevamente débiles

El dólar mantiene una posición alcista en prácticamente todos los frentes, luego de la primera sesión de la semana. Una semana corta, es verdad, pero que tendrá el miércoles una gran cantidad de informes a ambos lados del Atlántico, que generarán un movimiento importante en los activos principales.

La sesión del lunes no dejó demasiado para el análisis. El rebrote de coronavirus en China vuelve a preocupar en todo el mundo. El gobierno de la potencia oriental había ya implementado medidas de restricción a la circulación semanas atrás, y lentamente las fue levantando. Pero durante el fin de semana trascendió que una gran cantidad de casos se descubrieron en varias ciudades industriales, y la posibilidad de que las restricciones se hagan largas y se extienda en todo el país va en crecimiento, con las consiguientes dificultades en la cadena de suministros, que asoló al mundo apenas la pandemia dio un respiro a fines de 2020.

La bolsa de Nueva York se movió en forma dispar en sus acciones líderes. Ello explica que el índice Dow Jones haya observado ganancias moderadas, y tanto el S&P 500 como el Nasdaq 100 cayeran, también con pérdidas controladas.

En el mercado de divisas, el euro y la libra esterlina, esta última en menos medida, se alejan de sus máximos de varios meses que alcanzaron la semana pasada. El cambio de ánimo de los mercados se hizo más tangible cuando, como era previsible, comenzaron a aparecer las voces autorizadas de la Fed. James Bullard, de St. Louis, dejó en claro que el banco central aumentará la tasa de interés hasta que la inflación se encamine a niveles tolerables, y ello está lejos de ocurrir. Ello explica, a la vez, el contrasentido de que a datos positivos para la economía, las acciones caigan sin atenuantes.

Y así como el euro y la libra caen, el yen y el oro, los dos activos de refugio por excelencia y que ahora no actúan como tales también caen, pero con mayor fuerza. El yen superó 142.00 durante la sesión americana, algo esperable desde el horario asiático, cuando comenzó a debilitarse a gran velocidad. Su objetivo de baja aparece en la zona de 143.40, donde la línea de tendencia bajista principal medida en el gráfico diario podría ponerle un freno. Antes, la zona de 143.10 es el 38.2% de retroceso de la baja 151.95/137.65

El oro, en tanto, perdió más de 50 dólares desde sus máximos de la semana anterior en 1785 dólares. De cara la sesión del martes, los niveles de 1720, 1700 y 1680 dólares (38.2, 50 y 61.8% de retroceso del alza 1615/1785 dólares son los objetivos a tener en cuenta.

El franco suizo se debilita lentamente, y en línea con el comportamiento de las monedas mencionadas, tiene en 0.9655 el 38.2% de retroceso de la baja 1.0153/0.9355. La divisa helvética pierde vuelo pese a que en circunstancias parecidas suele fortalecerse.

Con este panorama, la chance de que se produzca una recesión global se ve más tangible. Habrá que evaluar, oportunamente, si un escenario de este tipo podría torcer la voluntad de los bancos centrales.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.