Monedas principales, cada una en su juego

Hola Amigos, buen día. Es poco habitual que las monedas principales se muevan en distintas direcciones durante varias horas, aunque en parte se justifica por el poco atractivo que ofrece el dólar en estos momentos, con la política monetaria de la Fed casi definida para los próximos meses.

Durante la sesión del martes, el euro cedió desde sus nuevos máximos de varios meses, cercanos a 1.0900, y aunque no se trata de un desplome ni mucho menos, sí cambia la perspectiva de corto plazo para la moneda única. La baja de la inflación de la Eurozona, dato conocido la semana pasada, parece estar surtiendo efecto recién ahora, ante la probabilidad de que el Banco Central Europeo pueda suavizar sus aumentos de tipos de interés, algo a lo que históricamente ha tendido.

El euro enfrenta en las primeras horas del miércoles una formación de triple techo, sin mucha amplitud, pero suficiente para alejar nuevamente al precio de los máximos mencionados durante el resto de la sesión.

La libra esterlina, en cambio, ofrece un panorama algo más alentador. Si bien durante las sesiones anteriores el euro le ganó la contienda a la moneda británica, esta ecuación fue cambiando en el inicio de la semana. La libra debe mantenerse ahora por encima de 1.2235, donde pasa una línea alcista de corto plazo, cuyo quiebre podría cambiar su actual sesgo positivo.

Respecto al yen, se encuentra a pocas horas de una decisión crucial para su futuro: el anuncio de política monetaria del Banco de Japón. Cuando Usted lea estas líneas, probablemente el yen se habrá movido en buena forma, y ello dependerá de lo que decida el BoJ.

Este banco central, cuyo criterio suele estar a contramano de otras entidades colegas, limitó durante un gran tiempo los rendimientos de los bonos del Tesoro de Japón en el 0.25%, y cambió en su última reunión de 2022 al 0.5%. Esta medida desató todo tipo de especulaciones acerca de la decisión de este miércoles, sobre la que se espera que no haya más límites.

Si esto sucede, el yen encontrará una gran oportunidad de crecer a la zona de 125.00/124.00 durante las próximas horas. Con los rendimientos de Japón al alza, y los del tesoro de EE.UU. a la baja, no puede esperarse algo distinto. Claro, es difícil predecir si el gobernador Kuroda, cuyo mandato finaliza en pocos meses, permitirá que el yen recupere la cota de 120.00 con facilidad.

Finalmente, la bolsa de Nueva York no tuvo su mejor día, con una fuerte caída del índice Dow Jones (ello explica, tal vez en la mayor medida, el alza del dólar en la víspera), aunque con cierta estabilidad de las acciones del debilitado sector tecnológico, por lo que el Nasdaq 100 no sintió las pérdidas como el resto de los índices.

Este miércoles, el índice de inflación mayorista y las ventas minoristas, ambos a las 8:30 del este, serán los datos a seguir durante la sesión americana.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el jueves.