Mercados tranquilos con un dólar que duda

Hola Amigos, buen día. Como siempre ocurre sobre finales de noviembre, los mercados globales observan una pausa obligada por el Día de Acción de Gracias y el Black Friday en Estados Unidos. La sesión bursátil de este viernes será más corta, y los precios se moverán en forma muy lenta.

El euro y la libra esterlina mantienen un tono alcista en estas horas, mientras transcurre la sesión europea, con la moneda única apenas por encima de 1.0400 y con la divisa británica circulando alrededor de 1.2100. Esta última alcanzó máximos de varios meses esta misma semana, luego de su caída histórica a 1.0300 de fines de septiembre. Su rally podría ser considerado uno de los más importantes del año, junto con los del dólar por supuesto.

El yen, si bien recuperó terreno desde sus mínimos de 34 años en la zona de 152.00, aún presenta algunas dudas, y no logra quebrar la zona de 138.00 con claridad. Pese a que las monedas europeas se ven alcistas, el yen busca nuevamente la zona de 140.00, luego de permanecer durante muchas horas debajo de 139.00 el jueves.

La onza de oro también presenta dudas. No ha logrado capitalizar la fuerte baja del dólar en las últimas sesiones, y si bien mantiene una posición expectante, luce lejos de sus mejores días del mes, cuando llegó a 1785.00 dólares, un nivel técnico que le fue imposible de superar, y que podría buscar la semana próxima, si el dólar continúa presentando signos de debilidad.

En cuanto a la bolsa de Nueva York, como quedó antes mencionado, tendrá por delante una jornada reducida. Sin embargo, la ola de euforia -no tan extrema en verdad- de estos últimos días, podría extender las ganancias de las acciones principales.

Entre estas, los papeles de tecnología, muy castigados ante la caída de los índices que llegaron a mínimos de más de dos años pocas semanas atrás, son los que más podrían beneficiarse. Hay acciones, como Tesla, que han cedido posiciones en forma extrema, en parte por la propia caída de la bolsa, y también por ciertas excentricidades de su titular, Musk, sobre cuya figura pareciera recaer el peso de la cotización del papel. Luego de llegar a mínimos de más de dos años y medio, la acción intenta recomponerse, y podría buscar los 200 dólares en pocos días.

Meta no parece tener el mismo destino. Los continuos traspiés de la compañía de Zuckerberg, abocada ahora a la construcción y estabilización del llamado “metaverso” han generado temor en los inversores, y la cotización del papel podría seguir perdiendo terreno próximamente. Esto, claro, afecta al índice Nasdaq 100, por el peso específico que tiene esta acción en el mismo.

Y no mucho más por el momento. La semana no dejó demasiado para el análisis, más allá de las minutas de la Fed, en las que quedó claro que el organismo ya no avanzará en forma agresiva con su política monetaria, so pena de generar una recesión profunda, con una inflación todavía muy alta. Son los riesgos que asume un banco que se esmeró en empapelar con dólares la plaza, y ahora busca recuperar ese dinero con el menor daño posible.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, y un muy buen y reparador fin de semana, nos reencontramos el próximo lunes. Hasta entonces.