Euro y libra esterlina, con un panorama alcista

Hola Amigos, buen día. La semana que termina no dejó demasiado para el análisis, al margen de los nuevos y consecutivos máximos de más de 6 meses del euro, que se acerca a 1.0900. La moneda única atraviesa un buen momento, pese a que hubo rumores de que el Banco Central Europeo podría ralentizar sus alzas de tipos de interés si la inflación de la Eurozona comienza a ceder.

La superación de 1.0900 le daría un fuerte impulso al euro, para comenzar a buscar, desde lejos claro, la zona de 1.1270, nivel que dejó con el inicio de la guerra en Ucrania a fines de febrero de 2022. En el corto plazo, la zona de 1.0865 es clave para este viernes.

La libra esterlina también mantiene un perfil alcista, aunque su volatilidad habitual la haga pasar de máximos importantes a mínimos de igual tenor en pocas horas. La inflación en Reino Unido apenas cede, y esto es garantía de que el Banco de Inglaterra seguirá aumentando la tasa de interés. El BoE ha sido el banco que mejor manejó esta cuestión, con incrementos poco agresivos desde noviembre de 2021, ante un rebrote inflacionarios que ya estaba en puerta.  Pese a ello, la libra llegó a mínimos históricos más por cuestiones políticas que financieras, ante un golpe de mercado que terminó con el gobierno de la exprimera ministra Truss. Desde allí, la libra no ha dejado de crecer, y su llegada a 1.3000 solo es cuestión de tiempo. Probablemente, el mismo tiempo que le lleve al euro llegar a 1.1300.

El yen sigue punto a punto los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense, que están creciendo por segundo día consecutivo. La moneda nipona no logra escapar a esta ecuación, y el 4.17% de rendimiento de los bonos a 2 años, luego de llegar a 4.04% el miércoles, explica su caída, que lo acerca nuevamente a 130.00.

La onza de oro parece imparable, y su precio actual de 1930 dólares la posiciona en buena forma para apuntar a los 1950 dólares, nivel que sin dudas le costará pasar. En las últimas semanas diversas entidades se pronunciaron acerca de un probable máximo histórico del oro durante 2023, algo que suena razonable, si bien el mismo se mantiene a 140 dólares del máximo de esta semana. Antes, en opinión de quien suscribe, deberá producirse alguna corrección de importancia, la primera de las cuales podría tener lugar a inicios del mes próximo, con la declaración de política monetaria de la Fed.

La ausencia de datos relevantes le da mayor protagonismo a las declaraciones de funcionarios y las versiones que siempre corren en los mercados, y que se reflejan en los portales financieros. Lo cierto es que los bancos centrales han vuelto a tener el dominio, y sus distintas acciones en materia de tasa de interés son las que le dan rumbo a las divisas principales. Hasta la bolsa de Nueva York perdió el peso que tenía hasta hace poco, al menos por un tiempo.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, y un muy buen y reparador fin de semana, nos reencontramos el próximo lunes. Hasta entonces.