Ventas minoristas, un dato clave para el dólar

Hola Amigos, buen día. El mercado de divisas presenta una quietud llamativa, con movimientos muy medidos y cautelosos. La amplitud de precios de los pares principales se reduce, claro anticipo de que, lo que viene, puede ser tumultuoso.

Apenas el yen logra recuperar unos cuantos puntos, favorecido por una creciente incertidumbre que, una vez más, se cierne en torno a la guerra comercial. Cuando parecía que un acuerdo entre Estados Unidos y China tomaba forma, el presidente Donald Trump criticó duramente a la potencia asiática, poniendo en duda cualquier acuerdo, y amenazando con implementar nuevos aranceles a las importaciones.

La segunda presentación del presidente de la Fed, Jerome Powell, ante el Congreso, no dejó mucho para el análisis. Tampoco lo había hecho el miércoles, en su primera alocución, confirmando su visión de la economía, y justificando los recortes de tipos de interés que implementó el organismo en sucesivas reuniones desde julio para adelante.

En este contexto, el euro logró recuperarse el jueves, luego de quebrar 1.1000 por primera vez en varias semanas. La moneda única no tiene muchos motivos para crecer más allá de 1.1050 en estas horas, y cotiza al momento a 1.1021, con una tendencia que favorece su baja en la sesión del viernes.

La libra esterlina, en tanto, presenta un panorama ligeramente alcista, aunque sin fuerza para extenderse más allá de 1.2900. El yen, por su parte, se mueve en la zona de 108.50, cayendo unos puntos luego de llegar a 108.24 en su mejor nivel del jueves. El par USD/JPY venía gestando la recuperación del yen con una formación de cambio de tendencia -hombro cabeza hombro-, cuyo objetivo se encontraba apenas por debajo del mínimo mencionado.

La onza de oro, que también reaccionó al alza entre miércoles y jueves, detuvo su recuperación en 1466 dólares a los que cotiza al momento, y su tendencia del gráfico de 4 horas comienza a debilitarse, por lo que convendrá prestar atención a los soportes de corto plazo. Estos se ubican en 1460 y 1454 en la sesión del viernes.

El calendario de noticias presenta este viernes un dato muy importante, como lo es la cifra de ventas minoristas de octubre. Con una inflación que quedó por encima de lo esperado, las ventas también podrían ofrecer alguna sorpresa positiva para el dólar, por lo que la publicación del dato podría provocar un retroceso de las monedas líderes.

Y no mucho más que eso. La sesión del viernes luce tranquila, con los índices bursátiles cerca de máximos históricos, pese a la corrección bajista de la víspera, y con una creciente expectativa por la guerra comercial, y el Brexit, que parece cosa del pasado, al menos hasta dentro de unos días.

Una excelente jornada de operaciones, y un muy buen y reparador fin de semana para todos, nos reencontramos el próximo lunes. Hasta entonces.