Optimismo renovado en los mercados; la bolsa al alza, yen cae

Hola Amigos, buen día. Todo está preparado para que el miércoles se firme el acuerdo entre Estados Unidos y China que cierre una primera y durísima etapa de la guerra comercial que los enfrenta. Estados Unidos, en gesto de buena voluntad, retirará su denuncia de “manipulador de divisas” que había presentado al FMI a principio de agosto de 2019, cuando China dejó devaluar al yuan a un mínimo de más de 10 años, valor que finalmente fue superado por un largo trecho.

La bolsa de Nueva York volvió a ofrecer un movimiento importante al alza el lunes, aunque con una muestra de optimismo moderado. Aún están lejos los máximos históricos de las acciones principales, si bien algunas no dejan de tocar dicha cota día a día. En tanto, el yen retrocede en buena forma, como también lo hace el oro, ante la búsqueda de riesgo renovada que muestran los inversores en todas las latitudes.

Los detalles del acuerdo serán dados a conocer con posterioridad a su firma, y allí puede residir la nota discordante al clima de negocios de estos días. Pero sin dudas es un logro del presidente Trump haber llegado a esta instancia, y también del premier Xi Xinping. Por motivos varios, ambos mandatarios necesitan que el conflicto comercial se vaya cerrando de a poco. Trump, porque se le avecina una dura elección presidencial, en la cual tiene tantas chances de ganar como de perder; Xi, porque la desaceleración económica de su país se había vuelto peligrosa, con los indicadores de manufacturas bien por debajo de la zona de expansión, lo cual da muestras de lo difícil que se había puesto la situación en China.

En este contexto, el euro y la libra muestran un comportamiento dispar. El euro es buscado en estos días como un activo de riesgo, aunque no puede alejarse mucho de 1.1100. Tal vez arrastrado por una libra esterlina débil, la divisa única no acierta en encontrar un camino que la lleve claramente por encima de 1.1200. La libra, en tanto, cae como consecuencia de que los datos macro de Reino Unido ya comienzan a mostrar fisuras claras, producto a su vez del camino tortuoso de un Brexit cuyas consecuencias son imprevisibles. El Banco de Inglaterra podría incluso recortar los tipos de interés durante el año en curso si las cosas empeoran, aunque la libra ahora mismo está pendiente de la ejecución del propio Brexit, prevista para el próximo 31 de enero.

Lo que viene en materia de informes es la publicación del índice de inflación minorista de diciembre en Estados Unidos. La previsión habla de un 0.2% de aumento de la inflación subyacente, la que excluye la medición en alimentos y energía, y que quedaría en orden al 2% interanual. La cifra sería bien vista por los mercados, que no esperan cambios en los tipos de interés de la Fed para los próximos tiempos. Y si la inflación y el desempleo se encuentran en orden, no hay señales de alarma a la vista.

Como se ve, este martes luce como un día radiante para los mercados. Con los activos de refugio camino a su propio refugio, todo está dado para que las ganancias de los activos de riesgo se incrementen aún más en las próximas horas. Ni huellas quedaron del conflicto aún latente y vivo en Medio Oriente ¿o sí?

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.