Inflación y Banco Central Europeo, en un día explosivo

Hola Amigos, buen día. La quietud que observó hasta ahora el mercado de divisas en el transcurso de la semana se verá sacudida a las 8:30 del este, cuando se conozco el dato de inflación minorista en Estados Unidos, correspondiente a mayo. Al respecto, se espera que la medición interanual se sitúe en orden al 4.7% en el índice general, y en un 3,4% la subyacente, que excluye alimentos y energía. El dato resulta clave para los próximos pasos que en materia de política monetaria pueda dar la Fed.

La expectativa de que una inflación que, ya sea en términos generales como subyacentes, superó claramente las metas del banco central pueda provocar un recorte en los planes de estímulo vigentes ha ido creciendo con el paso de los días. La Fed ya dio de baja un programa de compra de bonos de unos 5 mil millones de dólares mensuales la semana pasada, pero dicha cifra es mínima en relación a los 120 mil millones que coloca en el circuito mes a mes.

Son muchos quienes creen que el banco central deberá finalmente dar el paso de reducir dichos planes a partir de la reunión de política monetaria que mantendrá la semana próxima, aún cuando buena parte de los oficiales del Comité de Política Monetaria (FOMC) han reiterado a quien quiera escucharlo que la emisión de dinero y los planes no generan una inflación excesiva, y si lo hacen -como es el caso- se trata de una situación excepcional.

Hay motivos para pensar que esto no es así, y la palabra de la Fed, en especial la de su presidente, el Sr. Powell, ha quedado algo devaluada en las últimas semanas. También la secretaria del Tesoro y extitular de la Fed, Janet Yellen, se manifestó al respecto, aunque aclarando que no es de interés entrar en asuntos que no le competen. En todos los casos, los funcionarios dan declaraciones que parecen pedir permiso a los mercados para actual, cuando es claro que con una tasa de interés en cero, y una emisión récord, incentivada además por planes de estímulo del gobierno, la inflación es insostenible, y la devaluación del dólar también.

Respecto a la inflación que se conocerá en el inicio de la sesión americana, cabe acotar que este mes sale de la medición de energía el mes de abril de 2020, que fue el momento en que el petróleo llegó a su mínimo histórico, para crecer sustancialmente en mayo de ese año.

Este informe generará movimientos sumamente bruscos en los activos principales, y una medición por encima de los cálculos previos le dará un fuerte impulso al dólar. La bolsa de Nueva York podría reaccionar a la baja apenas iniciada la sesión americana, pero todo dependerá, claro está, del resultado del informe.

Al mismo tiempo, el Banco Central Europeo dará a conocer su comunicado de política monetaria. El BCE dejará sin cambios sus tipos de interés, y se supone que también sus planes de estímulo, con una economía que cobra vida, pero que aún está lejos de mostrar una estabilidad sustentable en el tiempo. Las demoras en los planes de estímulo ralentizaron la salida de la crisis sanitaria, y si bien ya buena parte de la Eurozona vuelve a la normalidad, queda mucho camino por delante. La Sra. Christine Lagarde, titular del banco central, procurará mantener en calma a los mercados, aunque es sabido que no es del agrado del Comité que la acompaña ver al euro por encima de 1.2000.

Se conocerán además las peticiones semanales de subsidio por desempleo, que se esperan en baja nuevamente. Con todo esto, es claro que estamos iniciando el día más importante de la semana, y probablemente del mes. Ante una situación como esta, la sugerencia es esperar a que se estabilicen las tendencias del mercado, y luego tomar acción en el mismo. Al cabo, esto no sucede todos los días.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el viernes.