Euro y libra no se rinden, los operadores buscan oportunidades

Hola Amigos, buen día. La reapertura de los mercados el lunes dejó movimientos que no sorprendieron. Si bien los datos de empleo del viernes fueron brillantes, lo que en otro momento hubiera generado un fuerte impulso para el dólar, ahora se convierte una suerte de boomerang para la moneda norteamericana, que ante la búsqueda de activos de inversión por parte de los operadores.

La bolsa de Nueva York mostró un inicio de sesión huracanado, con alzas violentas de las acciones principales, en un movimiento que se fue apaciguando con el paso de las horas, aún cuando la tendencia de los futuros de los índices se muestra claramente alcista. Sí, en cambio, es apreciable una inminente corrección a la baja en los mismos, derivada de la extrema condición de sobre compra que todos ellos presentan en los gráficos de corto plazo.

La circunstancia la aprovechan las monedas más tradicionales y elegantes del mercado, como lo son el euro y la libra esterlina. Ambas resurgen de sus mínimos de la semana anterior, impulsadas sobre todo por la baja del dólar, con la libra liderando este rally. Hasta donde puede durar no es fácil predecirlo, pero una formación de cambio de tendencia -hombro cabeza hombro invertido- en el gráfico de 4 horas del par EUR/USD sugiere que la zona de 1.1900 no le queda lejos ni incómoda a la moneda única. La libra, de este modo, podría acercarse, e incluso superar 1.4000, luego de salvar por muy poco su tendencia alcista de largo plazo en la zona de 1.3700 la semana pasada.

La onza de oro también reacciona, y se consolida con ganancias por ahora modestas, pero que se declararán más visibles al quiebre de 1750 dólares. No tiene fácil su camino el oro, al menos hasta la superación de 1800 dólares, una meta por ahora lejana. Haría falta ver al euro cerca de 1.2000 para encontrar a la onza en tal nivel, y a la libra cerca de 1.4100. No será sencillo.

Tampoco le será sencillo al yen buscar niveles mejores. El quiebre de 109.50 aparece por ahora como inaccesible, y la búsqueda de riesgo no lo ayuda. En este caso, si el euro continúa creciendo, y el yen se mantiene estable o cae, el EUR/JPY se verá más alcista aún, pese a que presenta signos de sobre compra y una probable formación de doble techo en el corto plazo.

Las monedas vinculadas a las materias primas también se ven beneficiadas. El dólar canadiense, que amagó con desplomarse la semana anterior, se ve fortalecido en estas horas, y el quiebre de 1.2500 podría derivar en un alza más importante aún. Poco influye la baja del petróleo de las últimas 24 horas, y ante un dólar débil, son pocas las monedas que se han quedado atrás.

Luego de que el ISM de servicios le diera continuidad a una serie de datos de gran nivel a la economía estadounidense, confirmando el buen momento que atraviesa, el calendario de noticias tuvo a primera hora el anuncio de política monetaria del Banco de la Reserva de Australia, con la tasa de interés sin cambios en el 0.1%.

La agenda de noticias no es especialmente atractiva este martes, aunque la probable corrección bajista que puede ofrecer Nueva York será protagonista desde las 9:30 del este. Y no es poco, realmente.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.