Powell: “La economía de EE.UU. está en un punto de inflexión”

Hola Amigos, buen día. El domingo por la tarde se difundió en Estados Unidos la grabación de una entrevista que el presidente de la Fed, Jerome Powell, brindó al programa televisivo “60 Minutos”, en la que se refirió a distintos aspectos de la actualidad económica de su país.

En la entrevista, Powell sostuvo que la economía estadounidense se encuentra en un punto de inflexión, y lista para dar un fuerte salto de crecimiento. A favor de ello argumentó que el despliegue de los planes de vacunación, más una política monetaria fuerte, apoyada por todo el comité de política monetaria (FOMC), llevará a la primera economía global a crecer en muy buena forma durante 2021.

En las minutas de la reunión de política monetaria, la Fed dejó en claro que mantendrá su actual procedimiento de inyectar fondos para estabilizar a la economía. Y pese a que se espera un alto nivel de crecimiento y la creación de millones de empleos hasta fin de año, el organismo repitió en varias oportunidades que no habrá aumentos de tipos de interés hasta fines de 2023.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, Powell, y distintos miembros del FOMC insisten en que la inflación que la actual política traerá aparejada no superará las metas del organismo, que se encuentran apenas por encima del 2%. Sin embargo, son muchos los analistas que juzgan que la inflación superará la meta planteada muy pronto. En nuestra opinión, esto sucederá desde julio próximo.

Como dato de interés, y ajeno a la cuestión del momento, conviene revisar uno de los dichos de Powell sobre su relación con el presidente de la Nación, Joe Biden. Cuando se le consultó cuanto tiempo hace que no hablan, Powell dijo que no lo hace desde que Biden asumió como presidente, para respetar la independencia de la Fed.

Estos dichos llaman la atención, y son un buen toque de atención para otras latitudes, en las que el poder político se inmiscuye en el banco central en cada oportunidad que puede. En Estados Unidos esto no sucede, y en parte explica la diferencia entre una potencia de primer orden con países con políticas erráticas, por llamarlas generosamente: después de casi tres meses de asumir, el presidente no habló con el presidente de la Fed.

Biden tendrá que nominar en los próximos meses al sucesor de Powell, cuyo mandato vence en febrero de 2022. Y si bien Powell ha sido consultado al respecto, no se expresó en cuanto a la posibilidad de ser nuevamente nominado. A su favor corre su sobria gestión, que a nuestro juicio queda un tanto desvirtuada por una emisión de dólares excesiva; en su contra, que fue colocado en su puesto por Donald Trump, cuya visión de gobierno es diametralmente opuesta a la de Biden.

Yendo a la estricta actualidad, el dólar se fortaleció moderadamente el viernes, con una nueva baja de la libra esterlina, el euro que no se decide a caer pero tampoco logra recuperarse, y el yen que nuevamente se perfila a la baja.

Estamos comenzando una semana que tendrá como atractivos principales las cifras de ventas minoristas e inflación en Estados Unidos, las cuales generarán un impacto medio en los cruces principales de divisas.

A la vez, la bolsa de Nueva York se mantiene en máximos históricos en varios de sus índices, alentada por las promesas de más dólares, tanto por parte de la Fed como por los planes del gobierno de Biden.

Habrá que seguir de cerca al oro, que tiene una buena oportunidad de alejarse de sus mínimos de mediados de marzo, y comenzar a crecer con mayor fuerza, sobre todo si logra superar 1760 dólares.

La sesión del lunes no asoma como particularmente atractiva por los informes, pero sí podría tener una mayor definición del comportamiento del dólar a partir de las 9:30, cuando se ponga en marcha la bolsa de Nueva York.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el martes.

Powell y Lagarde muy cautos; mercado lento

Hola Amigos, buen día. Las presentaciones de los titulares de la Fed, Jerome Powell, y del BCE, Christine Lagarde, no dejaron mucho para el análisis, y ralentizaron el ritmo del mercado de divisas el jueves. Estos movimientos cautelosos se mantienen en las primeras horas del viernes, con un dólar que no logra afirmarse, y que se perfila para terminar la semana con ligeras pérdidas.

Tanto Powell como Lagarde abordaron temas obvios y controvertidos. Los planes de vacunación avanzan a distinto ritmo -demasiado distinto para latitudes que tienen parecido nivel de organización, y sobre la cuestión hablaron ambos funcionarios. A la vez, señalaron que mientras la pandemia no de signos de debilidad, el riesgo económico estará vigente, algo que puede advertir cualquier aficionado a la economía.

Con todo, los futuros de los índices bursátiles extienden a límites poco imaginables sus ganancias de corto plazo, con los del Dow Jones y el S&P 500 en máximos históricos, y los del Nasdaq 100 a punto de alcanzarlos. Al igual que otros índices, como el Russell 2000, los mencionados dan cuenta del buen momento que atraviesa el mercado bursátil en Estados Unidos, aún cuando la amenaza de una inflación por encima de los deseado, y la posibilidad de que se implementen nuevos impuestos a las corporaciones se encuentren a la vuelta de la esquina.

En este contexto, los metales están resurgiendo, al igual que el yen. El oro logró superar el jueves los 1750 dólares, una marca dura de quebrar, en tanto el platino hizo lo propio con la zona de 1230 dólares. La plata se mantiene sin tantos bríos, pero también por encima de los 50 dólares.

Respecto a las monedas principales, el foco de los mercados estará puesto este viernes en los datos de empleos de Canadá. La cifra, siempre bajo el manto de la duda, y con oscilaciones que la convierten en las menos confiables del calendario económico, muestra que podrían haberse creado la mitad de los empleos que el mes anterior, con una alta tasa de desempleo del 8%. El dólar canadiense se mantiene fuerte en estas horas, con una tendencia que se extiende desde marzo de 2020, y que ha dado pocas muestras de debilidad. Solo la superación de 1.2650 podría cambiar el panorama del Loonie, que se vio fuertemente beneficiado por el alza del petróleo, pero que no reacciona negativamente ante la baja del mismo.

En cuanto al euro y la libra esterlina, mantienen un comportamiento dispar ante el dólar. La moneda única luce mejor que en los últimos días, aunque aún le falta bastante para retomar su tendencia alcista de mediano plazo. La libra, en tanto, lucha con factores no muy conocidos, dado que la realidad de Reino Unido marca que su moneda podría aspirar a mucho más, si se la compara con el euro.

Otro dato de interés será el de inflación mayorista en Estados Unidos, que se conocerá a las 8:30 del este, y que puede tener algún impacto menor en el dólar. De todas formas, la apertura de Wall Street, a las 9:30 del este, será la clave del día. El jueves, por caso, el rally inicial de las acciones movió decisivamente a las monedas en dirección alcista.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, y un muy buen y reparador fin de semana, nos reencontramos el próximo lunes. Hasta entonces.

Biden comienza a aplicar su plan; Wall Street mira con atención

Hola Amigos, buen día. La iniciativa del gobierno demócrata de Joe Biden de aplicar una tasa de impuesto a las corporaciones, sobre la cual se expresó en su discurso del miércoles, n generó, por ahora, un impacto importante en la bolsa de Nueva York. El plan prevé la “repatriación” en formato de impuestos de unos 2 billones de dólares en la próxima década, que saldrían de las ganancias de las empresas que operan a nivel global, en tanto estarán exentas las personas que facturen menos de 400 mil dólares anuales. El presidente, con todo, se mostró permeable a negociar una tasa menor al 28% que desea implementar, a sabiendas de que el incremento impositivo poca gracia causará en Wall Street.

El plan está medianamente en línea con los vientos que corren en varias latitudes. Esto es, una mayor intervención estatal en la economía, algo muy fácil de implementar en varios países en desarrollo, pero no tan sencillo cuando se trata con compañías cuyo valor de mercado supera en muchos casos al PBI de varios países importantes juntos.

La bolsa de Nueva York cerró con ganancias, tímidas, aunque la reacción de este jueves es el evento más importante. La apertura de Wall Street a las 9:30 del este será clave para descifrar la reacción de los inversores bursátiles, con un efecto inmediato sobre el dólar y, por lo tanto, sobre los activos principales.

Si, como creemos, esta iniciativa puede herir el optimismo reinante ante la lluvia de dólares que viene, el dólar puede comenzar a tomar fuerza desde ahora. Siempre, claro está, con los vaivenes esperables en casos como este, y teniendo en cuenta que Biden no la tendrá fácil en el Congreso, donde comienza a acumular proyectos faraónicos y de difícil aprobación.

En este contexto, el euro y el oro se destacaron el miércoles, con alzas de moderado tenor, en tanto la libra esterlina, pese a que la actualidad de Reino Unido se ve mucho más favorable que la de la Unión Europea, se mostró errática y volátil, con un sesgo bajista que parece anticipar una fuerte baja para las próximas sesiones.

El resto del mercado no ofrece demasiadas alternativas. El dólar canadiense se perfila a la baja, aunque solo una superación clara de 1.2650 podría empujarlo a la zona de 1.2800 en los próximos días. El petróleo, su máximo referente, se muestra igualmente errático, y sin poder cambiar su sesgo bajista de las últimas semanas.

Respecto a las monedas europeas, el euro parece frenar su alza prontamente, y comenzar un nuevo ciclo bajista. El quiebre de 1.1800 podría ser determinante en este sentido, como también, en el caso del franco suizo, la superación de 0.9330 será clave para sus próximos pasos.

El yen vuelve a actuar como árbitro del mercado, aunque su tendencia bajista de corto plazo se mantiene intacta. Solo debajo de 109.00, que aparece muy lejos en estas horas, podría acelerar su recuperación.

La agenda de noticias incluye las habituales peticiones semanales de subsidio por desempleo, y una presentación del presidente de la Fed, Sr. Powell, a partir de las 12:00 pm. Poco se puede esperar del presidente después de sus últimos discursos, en los que tanto el propio funcionario como la Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, intentan convencer a todos de que la inflación será fácilmente dominada.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el viernes.