Williams encamina al mercado en contra del dólar

Hola Amigos, buen día. La presentación del titular de la Fed de Nueva York, John Williams, que tuvo lugar el jueves por la tarde, hizo trastabillar al dólar en todos los frentes. Williams no tuvo reparos en afirmar que la Fed debe recortar la tasa de interés ya mismo en forma preventiva, para evitar problemas a futuro. Naturalmente, la bolsa de Nueva York festejó con alzas de gran magnitud la novedad, que de todas formas ya venía siendo descontada por los mercados en los últimos tiempos.

Pero no solo la bolsa se movió en forma brusca. También lo hicieron las principales monedas y las materias primas. El euro, por caso, se acercó a 1.1300 de inmediato, aunque su ímpetu alcista se ve limitado en estas horas por la realidad de la Eurozona: en pocos días, el BCE podría dejar abierta la puerta para un recorte de tipos de interés en septiembre, algo que el presidente de la entidad, Draghi, dejó entrever en varias oportunidades, como también podría decidir la implementación de un nuevo plan de estímulo a la economía. Por ello, el euro no logra consolidar ganancias como sí lo están haciendo otras divisas líderes.

El yen sí aprovecha la debilidad del dólar, y luego de varios días de dudas, otra vez se vuelca al alza, habiendo tocado 107.20 en su mejor valor de la víspera. El rebote actual, que lo lleva a 107.63 aparece como una corrección necesaria que era esperable luego del fuerte rally del cierre de la sesión del jueves.

La libra Esterlina, por su parte, intenta recomponer su imagen, y aunque se ve muy afectada por un Brexit que se acerca con un destino imposible de anticipar, logra posicionarse por encima de 1.2500, con una tendencia alcista muy clara en el gráfico de 4 horas, algo que no es habitual para la moneda británica en los últimos tiempos.

Las materias primas, en tanto, se muestran eufóricas en estas horas. La plata llegó a un máximo de 13 meses al superar con claridad los 16 dólares, en tanto el platino alcanzó su mejor valor desde mediados de mayo, rozando los 860 dólares. Pero, una vez más, la onza de oro se llevó los laureles, con un máximo desde mayo de 2013 al alcanzar los 1452 dólares sobre el cierre del jueves, cumpliendo además con un triángulo de continuación de tendencia medido en el gráfico diario, que tenía objetivo en dicho máximo.

La sesión del viernes luce como mucho más tranquila, sin presentaciones de funcionarios de la Fed, y sin noticias líderes programadas. De allí es que esperamos movimientos que consoliden las tendencias actuales, sin cambios de tendencia importantes, pero sin que las mismas se profundicen.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, y un muy buen y reparador fin de semana, nos reencontramos el próximo lunes. Hasta entonces.

Otra vez tensión por la guerra comercial; yen y oro al alza

Hola Amigos, buen día. Una nueva serie de advertencias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emitidas contra China, puso en relieve la guerra comercial, que había entrado en una tregua a fines de junio.

Pese a que el mandatario había logrado llegar a un principio de acuerdo con el líder chino XI Jingping para evitar la implementación de nuevos aranceles, un arreglo bastante frágil, Trump volvió a advertir que en cualquier momento podría sancionar al gigante asiático. Estos mensajes provocaron una reacción negativa de los mercados bursátiles, que cayeron fuerte el miércoles, luego de varios días consecutivos de máximos históricos en los índices principales.

A falta de pocas horas para el inicio de la sesión del jueves, estos índices intentan recomponerse, y retomar tendencias alcistas de corto plazo. En los gráficos de 4 horas, de todas formas, se observa que la dirección de todos ellos se mantiene claramente alcista, por lo que la baja de ayer puede tomarse como una corrección.

A la vez, el yen y el oro volvieron a tomar fuerza, con distinto tenor. La moneda nipona se sitúa nuevamente por debajo de 108.00 unidades, sin que por ahora se esperen cambios de tendencia de corto plazo. Solo el quiebre de 108.15 podría darle al dólar la fuerza necesaria para recomponerse en las próximas horas, algo que no vemos del todo probable.

La onza de oro, por su parte, logró cerrar el miércoles por encima de los 1425 dólares, por lo que si bien sus máximos de algo más de 6 años se encuentran lejos, cerca de los 1440 dólares, el cierre diario de la víspera fue el mejor para el metal precioso desde mayo de 2013. El gráfico de 4 horas sugiere igualmente una corrección bajista del oro para la sesión de la fecha, con un soporte de importancia en la zona de 1408 dólares.

En cuanto al resto de las divisas principales, van a contramano del yen. El euro no logra estabilizarse lejos de 1.1200, nivel al que apunta en estos momentos, cotizando a 1.1211. El gráfico de 4 horas presenta una tendencia bajista para el resto del día, avalada por una cantidad de indicadores cuyas señales se encuentran totalmente confirmadas, observando un soporte importante en 1.1190. El quiebre de dicho nivel ya comenzará a apuntar a 1.1105, mínimo del año, cuando faltan pocos días para que el BCE anuncie un recorte de tipos de interés y la implementación de un nuevo plan de estímulo a la economía de la Eurozona, lo cual por supuesto limitará cualquier ganancia del euro.

La libra Esterlina sigue envuelta en la confusión del Brexit, y si bien ahora se aleja de sus mínimos del miércoles en 1.2380, tampoco logra consolidarse sobre 1.2450 con claridad. En su caso, tampoco esperamos una recuperación plena, y cualquier rally que presente puede obedecer a algún informe puntual, que rápidamente se verá desvanecido. El quiebre de 1.2380 derrumbaría a la libra en los próximos días.

Las peticiones de subsidio por desempleo, habituales en los días jueves, son las únicas referencias de la fecha, en una sesión americana que tendrá su foco principal en la apertura de operaciones, a las 9:30 del este, donde se definirá la dirección que tomen las acciones principales en Wall Street.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el viernes.

La libra Esterlina, en un laberinto sin salida

Hola Amigos, buen día. La libra Esterlina llegó a primera hora de este miércoles a un mínimo desde abril de 2017, al alcanzar 1.12381, que además es el mismo valor que tocó en el extraño episodio del 3 de enero pasado, y que estamos obviando en este análisis.

La caída de la libra no parece tener fin. Y las bravatas de los candidatos a quedarse con el sillón de Theresa May desde el mes próximo, tampoco. Boris Johnson, principal nominado a ser Primer Ministro, ya dijo que poco le importa llegar a un acuerdo con la Unión Europea por la frontera irlandesa, lo cual, en otras palabras, significa que el Brexit será duro, generando un caos inmediato para Reino Unido. Cuesta creer que Johnson no tenga un plan ya diagramado y acordado con Estados Unidos al respecto. Más bien, pareciera que espera asumir para anunciarlo, lo que tal vez en el futuro lejano podría atenuar la salida a los portazos de la UE.

Por ahora la divisa británica no tiene motivos válidos para ganar terreno. Su actual precio de 1,2408 solo muestra un rebote poco significativo desde los mínimos del día, que pueden ser vulnerados próximamente. Ni siquiera la publicación del dato de inflación de junio, que quedó en línea con lo esperado -lejos claro está de las cifras del año pasado, con guarismos superiores al 3%- logró cambiarle la cara a una moneda que parece tener un destino en la zona de 1.2000 en los próximos tiempos.

El resto del mercado de divisas no presenta cambios relevantes. Solo el yen cae ligeramente ante el dólar, cediendo de la cota de 108.00 y quebrando el cruce USD/JPY una línea de tendencia bajista de muy corta duración en el gráfico de 4 horas. Solo la superación de 108.55 le daría al dólar alguna esperanza de crecimiento más sustentable ante el yen, aunque parece poco probable que ello ocurra este miércoles.

El euro, por su parte, se mueve en torno a 1.1215, sin caer de 1.1200, pero sin superar 1.1230, niveles cuyos quiebres definirían una tendencia más clara para el resto del día. Sin datos importante provenientes de la Eurozona, la moneda única pareciera tener días tranquilos por venir, a la espera de la reunión de política monetaria del BCE, para la cual falta aún una semana. Allí sí podría definirse la dirección que tomará el euro, que en principio podría apuntar a 1.1000 sin dificultades.

El dólar australiano, que habitualmente anticipa el comportamiento de otros pares líderes, esta vez cede posiciones, y le da fuerza al dólar. Si bien el Aussie se mantiene apenas por encima de 0.7000, es en 0.6992 donde tiene un soporte clave, como lo supone el 38.2% de su último rally de corto plazo. El quiebre de dicho nivel anticiparía una caída mucho más importante, aunque este soporte parece suficiente para el miércoles.

La agenda de noticias del día incluye los inicios y permisos de construcción en Estados Unidos, datos con poco impacto en los precios. Pero también se espera el Libro Beige de la Fed, a las 2:00 pm del este, el cual sí podría darle forma a una tendencia más clara al dólar. Este compendio de opiniones de los titulares de las Reservas Federales que componen el sistema de la Fed es esperado esta vez con ansias. Es que la decisión que tome el organismo a fin de mes puede ser clave para los próximos tiempos, sobre todo si, como se espera, hay un recorte de tipos de interés. Si el Libro Beige anticipa tal decisión, el dólar podría frenar su alza, la cual por ahora es bastante moderada.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el jueves.

Ventas minoristas pueden apuntalar al dólar

Hola Amigos, buen día. Apoyado por la debilidad de algunas divisas, el dólar retoma una tendencia alcista de corto plazo en estas horas. El euro sufre una baja moderada en la sesión europea del martes, luego de la publicación del índice ZEW de Alemania, cuyas cifras no solo fueron negativas, sino que estuvieron por debajo de lo esperado. Esta encuesta marca el clima económico de Alemania, dato clave, y desde abril de 2018 siempre ha ofrecido cifras negativas, con una excepción en abril de 2019.

A la vez, la proximidad del anuncio de un recorte de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo, que podría sugerir el aún presidente Draghi en la reunión de este mes, también condiciona al euro, que ya se acerca a 1.1200 y está a apenas 100 puntos de su mínimo anual, en 1.1105.

Técnicamente, la tendencia del par EUR/USD se halla a la baja, con un soporte importante en 1.1190, objetivo de una figura de cambio de tendencia -doble techo apreciable en el gráfico de 4 horas.

En tanto, la libra Esterlina también se ve en dificultades. Ya tocó 1.2405, su mínimo desde el 3 de enero, y se ubica a pocos puntos de 1.2380, mínimo de ese día, debajo del cual ya pasará a valores que no visita desde noviembre de 2017, cuando la divisa británica se encontraba en pleno proceso de recuperación después de un año de fuertes bajas que sufrió posterior al Brexit de junio de 2016.

Los datos de empleo de Reino Unido, que presentaron cifras de pedido de subsidio por desempleo con cifras en el doble de lo esperado, esta vez sirvieron para hacer trastabillar a la libra, aún cuando la variable laboral se encuentra muy sólida, con una tasa de desempleo menor al 4%.  Además, la proximidad del Brexit duro, y la designación de Boris Johnson como Primer Ministro británico desalientan cualquier posibilidad de crecimiento de la libra.

El yen no presenta cambios relevantes en estas horas, y se mantiene debajo de 108.00 unidades ante el dólar, al igual que el dólar canadiense, que sigue presentando un tinte alcista, apuntando a la zona de 1.3000. El dólar australiano, por su parte, se mueve en torno a 0.7040, sin poder superar los máximos del mes en 0.7045, e iniciando un nuevo ciclo bajista de corto plazo.

El dólar tiene este martes la oportunidad de apuntalar su alza ante las monedas europeas con la publicación de las cifras de ventas minoristas de junio. Si bien no se esperan datos mejores que los muy buenas de mayo, sí podrían consolidar el buen momento que atraviesa la economía estadounidense. De todas formas, nada indica que la Fed vaya a cambiar su intención de recortar los tipos de interés en la reunión de fin de mes.

Mientras esto sucede, la Bolsa de Nueva York mantiene a sus índices en máximos históricos, aunque este martes, los gráficos de 4 horas, presentan sendas divergencias entre sus curvas de precios y algunos indicadores, lo que sugiere que podrían producirse correcciones bajistas en durante el horario americano.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.