La Fed apura sus recortes; dólar en máximos

Hola Amigos, buen día. Las Minutas de la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal dejaron en claro la intención de los oficiales del Comité de acelerar los recortes de fondos, que actualmente constan de 15.000 millones de dólares por mes. De acuerdo a la transcripción de las conversaciones de los oficiales, de esta forma la Fed tendrá una mejor posición para elevar la tasa de interés antes de lo previsto.

En su hora, el presidente Powell defendió la postura de elevar los tipos de interés sobre finales de 2023. Pero la inflación creciente, y sobre todo persistente, que se mantiene por encima del 6% interanual, alteró los planes del banco central, que ahora buscar combatirla con todos los recursos posibles.

Claramente, el comunicado solo reflejó lo que ya estaba descontado por los mercados. Sin embargo, este anuncio, ya publicado en forma oficial, puede ser importante de cara a las próximas sesiones.

El dólar se mantuvo, y lo hace en la corta sesión de jueves, muy firme en todos los frentes, con máximos de un año y medio ante el euro, de varias semanas ante la libra esterlina, y de varios años ante el yen.

Las ganancias del dólar no se detuvieron en una sesión de miércoles de escasas alternativas, movimientos lentos y poco previsibles, y que en todos los casos favorecieron a la moneda norteamericana.

En otro orden, llamó la atención en la víspera la cifra de peticiones semanales de subsidio por desempleo. Las mismas no solo cayeron debajo de niveles pre pandemia, sino que alcanzaron su mínima cantidad desde 1969, toda una proeza para un mercado laboral que luce sólido y sin fisuras, con una tasa de desempleo que se acerca al ideal, y con más vacantes por cubrir que trabajadores por contratar.

La bolsa de Nueva York apenas reaccionó a los anuncios, algo que siempre sucede en vísperas del Dïa de Acción de Gracias, que se celebra este jueves en Estados Unidos. Y es sabido que cuando no hay mercados en Nueva York, el resto del mundo tiene poco para ofrecer. Ello explica que, pese a que se van conociendo noticias en varias latitudes, y que la pandemia sigue siendo un gran motivo de preocupación en Europa y otros sitios, el mercado de divisas apenas da señales de vida.

De modo que este jueves será un día para analizar, y estudiar las perspectivas de los mercados para los próximos días. En principio, el dólar tiene vía libre para seguir creciendo, pero no hay que olvidar que la sobrecompra que presenta en varios frentes comenzará a pesar próximamente, y una corrección bajista del billete en varios frentes es lo que se impone.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el viernes.

El dólar no cede, antes de una sesión clave

Hola Amigos, buen día. El dólar mantiene la hegemonía absoluta en el mercado de divisas, en un camino que se extiende desde varios días atrás, y que por ahora no tiene un final a la vista. El euro, por caso, llegó minutos atrás a un nuevo mínimo de casi un año y medio, en 1.1218, y por ahora, salvo alguna corrección, no encuentra incentivos para recuperarse.

La probabilidad de que la Fed aumente los tipos de interés al menos en dos oportunidades en 2022 generó este impulso alcista del billete. Sin embargo, parece prematuro que crezca desde ahora, cuando faltan al menos 8 meses para que tenga lugar un alza de tipos. Para ello, aún deben recortarse todos los fondos que el banco central inyecta en el circuito económico desde el inicio de la pandemia.

Pero los mercados suelen tener este tipo de reacciones, algo exageradas, que luego se desinflan por peso propio. Precisamente, este miércoles se conocerá una batería de informes, que pueden generar un impacto de mediano tenor en los pares principales de divisas.

Entre estos informes, las minutas de la Fed, del último encuentro de política monetaria, se destaca por su importancia. Con la postulación de Powell al frente de la entidad, si varios oficiales están pensando en acelerar los recortes de fondos, el dólar puede volver a fortalecerse con firmeza durante la tarde de Nueva York. Antes, tendremos, a las 8:30 del este, el PBI revisado del tercer trimestre, las órdenes de bienes durables, los ingresos y gastos personales, el deflactor de la inflación, y las ventas de viviendas nuevas. Un conjunto de datos que, sin ser clave, suelen confirmar tendencias.

Volviendo a los activos principales, la onza de oro está logrando salvar, por muy poco, su tendencia alcista del gráfico diario. La línea de tendencia principal en esta temporalidad estuvo a punto de ser vulnerada el martes, aunque logró sostenerse sobre la misma. La superación de 1810 dólares pondrá en carrera de nuevo al metal precioso.

La bolsa de Nueva York se mostró oscilante en la víspera. Las acciones líderes van y vienen, pero no se alejan de sus máximos, al igual que los índices bursátiles. Las correcciones que los mismos presentan no los alejan más que un 2% (y solo en algunos casos) de sus máximos históricos, aunque en el minuto a minuto parecieran desplomes de precios.

Además, conviene revisar lo sucedido el martes en otro ámbito, que es el de las monedas de países emergentes. La lira turca cayó a mínimos históricos, ante la actitud del gobierno local frente a la inflación, que llega al 20% interanual, y a la cual se la considera transitoria, como en su momento lo hizo la Fed, con el resultado a la vista.

La caída de la lira no es llamativa en sí misma, si no fuera por sus antecedentes. En 2018, un episodio similar generó una turbulencia de suma importancia en los países emergentes, con un alza del dólar similar a la que se está viendo ahora mismo. Cayó el rublo ruso, también el rand sudafricano, el peso mexicano en mínimos desde marzo, y el real brasileño, que a última hora logró recomponerse. La excepción es el peso argentino, que con sus diversos tipos de cambio, aún no refleja esta situación. De todas formas, el tipo de cambio libre, no intervenido por el gobierno local, cotiza a 220 pesos, un máximo histórico, en un contexto política y socialmente enrarecido desde varios meses atrás.

Como se ve, tenemos por delante una sesión sumamente interesante, con varias oportunidades, sobre todo a partir de las 9:30 del este, cuando se ponga en marcha la sesión americana.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el jueves.

La nominación de Powell acelera al dólar

Hola Amigos, buen día. Cuando a las 9 de la mañana (hora del este) se conoció que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, nominaba a Jerome Powell para un nuevo período al frente de la Fed, los mercados reaccionaron de inmediato con un alza furiosa del dólar.

Si bien se manejaba esta versión, no se sabía que tendría lugar el lunes a esa hora. O, tal vez, sí se sabía, pero en ámbitos muy reducidos. Sobre todo en aquellos que llevaron a los futuros del Nasdaq 100 a máximos históricos en las horas previas, para sufrir una fuerte baja durante las horas de operaciones. Si Usted cree que existe la información privilegiada, tiene razón.

La nueva nominación de Powell, que había llevado adelante una gestión sobria durante el mandato de Donald Trump, solo debe ser aprobada en el Congreso, algo que se descuenta sucederá. En los últimos meses de gestión del expresidente, y en los meses que lleva con Biden en el Salón Oval, Powell se mostró distinto a sus primeros tiempos al mando del banco central.

Su política ultra flexible estabilizó a la economía, pero desató una inflación que triplica los objetivos de la entidad, en un laberinto del cual no se sabe bien como saldrá, teniendo en cuenta que el invierno está llegando, y con él una ola de contagios de coronavirus que amenaza con hacer caer, otra vez, en recesión al país.

Los mercados descuentan desde ahora que durante 2022 se producirán al menos dos alzas de tipos de interés, el primero de los cuales podría tener lugar en junio, seguido por otro en noviembre. Son, desde ya, meras especulaciones, dado que con el estado de cosas actual, sin que se sepa la evolución de la pandemia, Powell podría hasta estirar los planes de estímulo que comenzó a recortar este mismo mes.

Este tipo de especulaciones suele tener un efecto corto en el tiempo, pero sirvió, esta vez, para llevar a mínimos de casi un año y medio al euro, a la libra a perder vuelo en forma violenta, y al yen a su nivel más bajo del año. De todas formas, y aunque el billete aún tiene mucho para ganar, no es conveniente confiar en este tipo de movimientos, que a todas luces aparece como previsto en algunos ámbitos, como quedó antes mencionado.

La bolsa de Nueva York retrocedió en forma moderada, aún cuando el primer impacto, posterior al anuncio de la postulación de Powell, no fue violento ni mucho menos.

¿Qué se puede esperar para estos días? Algo no muy diferente a lo ya visto. El dólar va a mantener su dominio en todos los frentes, aunque habrá que ver que camino sigue Wall Street. Si las acciones principales comienzan a ceder, como en parte ya lo hicieron en la víspera, algunos activos, como el oro y el yen, van a comenzar a fortalecerse.

Precisamente, el oro fue uno de los activos que más sufrió el embate del billete. Su caída fue típica de días con noticias que no lo favorecen, y sin dudas le costará volver a entrar en un ciclo alcista de mediano plazo. El impacto fue fuerte, y solo la superación de 1850 dólares le devolverá fuerza al metal precioso.

Respecto al resto de las monedas líderes, siguen los pasos del dólar. El euro tiene un difícil camino por remontar, con la pandemia atacando con fuerza en toda Europa, lo mismo la libra, y el franco suizo. El dólar canadiense, en tanto, ni siquiera logró aprovechar el pequeño impulso alcista del petróleo.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.