El dólar, mixto y a la espera de noticias

Hola Amigos, buen día. El dólar mantiene un comportamiento dispar en sus pares principales, con una baja moderada ante el euro, y con ganancias ante el yen y la libra esterlina, en este último caso algo más pronunciadas.

Un abrupto cambio de humor en la tarde del lunes de Nueva York determinó una baja de las acciones principales, cuando los índices se movían fuertemente al alza. Los futuros de los índices Dow Jones, S&P 500 y Nasdaq 100 intentan ahora recuperarse de una baja que encendió las alarmas en Wall Street, aunque finalmente se trató de una caída pasajera.

Este oscilante ánimo de los mercados se mueve entre un moderado optimismo por la creación de una vacuna -hay varios estudios avanzados en el mundo en ese sentido, ya algunos en etapa de prueba con humanos- y el pesimismo por la situación actual, sobre todo en el sur de Estados Unidos. En Florida y California se han impuesto restricciones que se habían eliminado en las últimas semanas, y esto será determinante en la crisis económica actual, que ahora aparece nuevamente lejos de ser superada.

Por otro lado, se tensa -una vez más- la relación entre Estados Unidos y China por la cuestión de Hong Kong, que ya está prácticamente bajo control del gigante asiático, algo que era previsible en los últimos años.

En este contexto, el euro vuelve a tomar fuerza en estas horas, cotizando a 1.1351, con una tendencia alcista en el gráfico de 4 horas, observando resistencias en 1.1375, máximo del lunes, 1.1400 y 1.1430. Los soportes, en tanto, se ubican en 1.1330, 1.1300 y 1.1270. Los indicadores principales brindan señales alcistas de corto plazo.

La libra esterlina, en tanto, cotiza a 1.2518 frente al dólar, con tendencia bajista en el gráfico de 4 horas, comenzando a cumplir con una formación de doble techo, cuyo objetivo aparece apenas debajo de 1.2500. Dicho nivel, cercano al mínimo diario de 1.2503, es el primer soporte del día, seguido de 1.2460. Las resistencias se hallan en 1.2555 y 1.2600.

El yen, por su parte, cotiza a 107.30 frente al dólar, cayendo frente a la moneda norteamericana, y cerca de una línea de tendencia bajista medida en el gráfico de 4 horas, que pasa por 107.38. Superado dicho nivel, 107.60 será la resistencia a considerar. Los soportes, en cambio, se encuentran en 107.10 y 106.80.

Fuerte corrección sufrió la onza de oro, que cayó 32 dólares en pocas horas -20 de ellos en muy pocos minutos-, para recuperarse luego y cotizar al momento a 1800.30 dólares. Esta volatilidad del oro torna difícil su operatoria de corto plazo, sobre todo por el alto precio de cada punto que mueve. La superación del nivel actual llevará al metal precioso a 1810 y 1818, máximo del año que tocó la semana pasada. Los indicadores presentan señales alcistas en el gráfico de 4 horas.

La agenda del día incluye las cifras de inflación minorista en Estados Unidos, correspondiente al mes de junio. Lentamente, esta medición va retomando su normalidad. Se espera que la inflación subyacente, que excluye las volátiles variables de alimentos y energía, haya crecido el 0.1% el mes pasado

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.

Semana plena de datos y eventos en los mercados

Hola Amigos, buen día. La semana que se inicia tendrá una agenda cargada de informes y anuncios, que sin dudas tendrán un peso importante sobre los precios de los activos principales.

Los anuncios más importantes, como es claro, son los de política monetaria. El miércoles, a primera hora, lo hará el Banco de Japón, con una conferencia de prensa posterior. Más tarde será el turno del Banco de Canadá, y el jueves el del Banco Central Europeo. No se esperan cambios en los tipos de interés, naturalmente, y no los habrá durante mucho tiempo. Pero en los últimos tiempos los bancos centrales han decidido emitir dinero en cantidades industriales, buscando combatir la crisis sanitaria, y ello, junto con las tasas casi en cero en todos los casos, puede generar inquietud en los mercados dentro de poco tiempo, cuando la actividad comience a normalizarse.

Los efectos inflacionarios que tendrá este nivel de emisión de moneda es innegable, y ya llegará el tiempo en que los banqueros centrales deban explicar que medidas tomarán al respecto. Pero nada de ello sucederá esta semana, en la que las autoridades seguramente ahondarán sus planes, o al menos los mantendrán sin cambios.

También se conocerán las ventas minoristas en Estados Unidos, que después de una caída increíble en abril, se recuperaron en mayo. Se espera que en junio también hayan crecido en muy buena forma aunque, como ya pasó con otros datos, la información será antigua. Julio luce como un mes muy complicado, y los informes de este mes serán difíciles de digerir para los mercados. Estos datos se conocerán en agosto, y junto con un panorama político muy complejo, la bolsa de Nueva York tendrá una tormenta casi perfecta sobre su cabeza.

El dólar finalizó la semana pasada con un comportamiento mixto. Tanto el euro como la libra esterlina se movieron dentro de terreno conocido, sin definir una dirección clara para esta semana. El yen, en tanto, creció modestamente ante el dólar, en línea con un alza del oro, que otra vez apunta alto.

Las cosas se ponen espesas en Wall Street analizando los dichos del candidato opositor Biden, quien se expresó claramente en contra de los mercados, azuzado por el excandidato Sanders. Habrá que ver cuales son las novedades en la bolsa, mientras crece la incertidumbre por la expansión del virus, que bate récords de contagios en Florida y otros estados del sur de Estados Unidos, acaparando los titulares de los periódicos. También en Europa el fin de semana dio cuenta de un rebrote que anticipa tiempos difíciles para la economía local.

El petróleo, al menos, logró recuperarse sobre el cierre del viernes, quebrando su dinámica bajista de varios días, y puede apuntar a sus máximos de varios meses. Lejos está, por ahora, de recuperar sus pérdidas desde que se inició la crisis, pero al menos ha dejado de caer violentamente. Esto puede darle aire a sus monedas vinculadas, como el dólar canadiense y el peso mexicano, entre otras.

Este lunes, desde las 11:30 del este, se presentará el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, y podría tener algún impacto menor en la libra, dentro de un lunes cuyos movimientos, creemos, serán muy moderados en todos los frentes.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el martes.

Dólar con fuerza renovada; Wall Street, con preocupaciones

Hola Amigos, buen día. El buen pero frágil clima de negocios en la bolsa de Nueva York parece transitar por una fina cornisa. La crisis sanitaria no cede en Estados Unidos, y esto no solo complica la recuperación de la economía, más allá de los esfuerzos del gobierno y de la Fed, sino también los planes de reelección del presidente Donald Trump.

El mandatario pasa horas difíciles, en los titulares de la mayoría de los medios, a partir de diversas cuestiones, como su manejo de la crisis. Los mercados temen que el candidato opositor, Joe Biden, amplíe su ventaja en las encuestas en estos meses, sobre todo a partir del anuncio de que contará con el apoyo del excandidato Sanders, cuyas ideas causan terror en Wall Street. Pero semejantes apoyos no parecen ser el mejor favor para el demócrata, sobre todo si continúa volcándose a un discurso casi extremo a favor de la izquierda.

La bolsa de Nueva York cayó el jueves, al tiempo que el dólar se fortalece moderadamente en varios frentes. Los futuros de los índices Dow Jones y S&P 500 caen en las primeras horas del viernes, en tanto los del Nasdaq 100 permanecen al alza, aunque cediendo ligeramente desde sus máximos históricos del jueves.

El fortalecimiento del yen, que se hizo claro ya desde la sesión asiática, es clara muestra de las preocupaciones de los mercados. La moneda nipona salió de una larga siesta, y cotiza a 106.75 frente al dólar, un máximo que no tocaba desde el 24 de junio pasado. El alza del yen, sumado a la caída del euro y la libra esterlina, están generando fuertes bajas en los pares EUR/JPY y GBP/JPY, que presentan sendas tendencias bajistas de corto plazo.

El euro cayó a primera hora a 1.1255, para recuperarse ligeramente en la sesión europea. Sin embargo, el quiebre de una línea de tendencia alcista en el gráfico de 4 horas hace lucir esta corrección alcista como un pull back, y los indicadores se mantienen con señales bajistas moderadas para el resto del día.

La libra esterlina mantiene una tendencia alcista medida en el gráfico de 4 horas, pese a que retrocedió con fuerza desde sus máximos del jueves de 1.2670, aunque logra mantenerse por encima de una línea que ya tocó en su mínimo diario en 1.2565 (logró perforarla momentáneamente), y cotiza al momento a 1.2595. Los indicadores del gráfico de 4 horas presentan señales mixtas para este viernes.

Se destaca también la baja de los futuros del petróleo. El WTI cotiza a 39.07 dólares, con tendencia bajista en el gráfico de 4 horas, lo cual provoca a su vez una depreciación del dólar canadiense y el peso mexicano. Este último cotiza a 22.77 unidades por dólar, y el gráfico de 4 horas presenta una clara tendencia alcista de corto plazo, sostenida en una línea que pasa por 22.67 en las próximas horas.

El dólar canadiense, en tanto, se mantiene débil, pero con expectativas de recuperación. Los datos de empleo de Canadá de junio podrían mostrar una fuerte recuperación del mercado laboral, con más de medio millón de nóminas creadas. Sin embargo, conviene esperar: se trata de una medición muy volátil, y que jamás cumple con las expectativas previas. Basta mirar los gráficos correspondientes de los últimos años para confirmarlo.

Nos espera una sesión americana interesante, que puede determinar el futuro de la bolsa de Nueva York para los próximos días. La confianza de los inversores, en el contexto actual, se va deteriorando.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, y un muy buen fin de semana, nos reencontramos el próximo lunes. Hasta entonces.