Reserva Federal: ¿Más expansión, o nuevos límites?

Hola Amigos, buen día. A las 2:00 pm del este, la Reserva Federal dará a conocer su anuncio de política monetaria, el tercero del año de acuerdo al calendario previsto, pero el quinto si se toma en cuenta los dos que dio a conocer en marzo, fuera de agenda, y que obligó a la entidad a posponer uno previsto para ese mes hasta fines de abril.

Es claro que el banco central, liderado por Jerome Powell, no hará cambios en los tipos de interés. Como dicen los manuales, tanto la Fed como la gran mayoría de los bancos centrales han reducido sus tipos de interés al mínimo posible, y en algunos casos las han llevado a valores negativos. Durante un buen tiempo corrió la versión de que la Fed podría tomar una medida semejante, aunque el propio Powell descartó tal posibilidad en una presentación anterior.

La pregunta para este miércoles es si el Comité de Política Monetaria (FOMC) seguirá anunciando más dinero para el circuito económico, o si pondrá algún tipo de límite, habida cuenta de la verdadera montaña de fondos que ya ha colocado, y que llevaron a la Fed a aumentar dramáticamente su balance. Estados Unidos ya emitió más de un 30% de su PBI en los últimos meses, en una búsqueda frenética por rescatar a la economía, que está sufriendo una crisis sin precedentes.

Todo esto debe ser contrastado con el estado de los mercados. Los índices bursátiles de Nueva York no dejan de ganar posiciones, y los futuros del Nasdaq 100, por caso, acaban de tocar por primera vez en la historia la cota de 10.000 puntos. Los futuros del Dow Jones y el S&P 500 también observan ganancias importantes en estas horas, luego de una sesión de correcciones varias, sin noticias importantes, pero que los llevaron a salir de posiciones de sobre compra extremas.

Es bueno acotar que es lo que está detrás de estos rallíes. Con la economía en una crisis fulminante, que recién ahora está comenzando a dar algunas señales de vida, luego de varios meses de cifras increíbles, desde el 23 de marzo, y luego de que varias monedas llegaran a su vez a mínimos de muchos años, la bolsa de Nueva York inició un período de crecimiento que, al igual que su caída inmediatamente anterior, tampoco tiene muchos precedentes. La fecha no es casual: la Fed anunció, ese mismo día, que inyectaría dinero sin límites, una bomba que despertó la euforia de los mercados, inundados desde entonces de liquidez.

De allí es que cabe pensar que Powell y su Comité deberán pensar muy bien las palabras que utilizarán en el comunicado de la fecha. Cualquier pista de que no habrá dinero fácil y barato desde ahora puede frenar a la bolsa, y cambiar el humor de los mercados durante un buen tiempo. También es bueno preguntarse que opinará el presidente Trump al respecto, dado que se acercan las elecciones, y no querrá que los mercados caigan demasiado en estos tiempos.

Antes del anuncio de la Fed, a las 8:30, tendremos el índice de inflación minorista. El dato podría mostrar que la deflación de los últimos dos meses quedará atrás, y que al menos habrá un crecimiento nulo de los precios al consumidor, lo cual en el actual contexto es algo visto como positivo.

El dólar se muestra débil antes de estas noticias. El euro cotiza a 1.1357, con una tendencia alcista que, después de algunas dudas del martes, vuelve a consolidarse en estas horas, probablemente buscando la zona de 1.1400 si el comunicado de la Fed no convence a los mercados de que lo que viene no es mejor. El máximo del día 5 de junio, en 1.1481, aparece cerca para el euro, y podría vencerlo sin dificultades en las próximas horas.

La libra esterlina, en tanto, llega a su máximo de mediados de marzo, que fue el momento en que sufrió una caída similar a la de junio de 2016, en ocasión del referéndum del Brexit. El máximo del día, en 1.2785, podría darle un mayor impulso a la divisa británica, con objetivos cercanos a 1.2850. Tanto el euro como la libra observan algún nivel de sobre compra, pero no extremo.

El yen, en tanto, logra consolidar sus ganancias, cotizando a 107.35 frente al dólar, luego de quebrar el par USD/JPY una línea de tendencia alcista en 107.55, impulsando una tendencia bajista del cruce para el resto del día. El soporte de 107.05 es ahora el objetivo a tener en cuenta para la sesión americana.

El petróleo, sin muchos cambios, cede algunas posiciones, para buscar la zona de la línea de tendencia alcista en el gráfico diario que pasa por 36.60 dólares en la fecha. Por su parte, la onza de oro revierte parcialmente su caída de la semana anterior, y se ubica ahora mismo en un 61.8% de retroceso de la misma. Sin embargo, deberá superar 1720 dólares, firme resistencia, para confirmar un alza más sustentable en las próximas horas.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el jueves.

El dólar se recupera; los futuros de Nueva York corrigen a la baja

Hola Amigos, buen día. Luego de un lunes con previsibles movimientos, el dólar recupera posiciones en las primeras horas del martes, pese a la falta de informes importantes. La impresión es que los activos principales, que se mostraron muy fuertes en los últimos días, se toman una pausa. Por caso, los índices de Wall Street. El Nasdaq 100 llegó a máximos históricos, en tanto el Dow Jones y el S&P 500 recuperaron casi en su totalidad las pérdidas desde inicios de marzo. De allí es que no extraña esta corrección, que puede extenderse al resto de la jornada. También los índices europeos abrieron el martes a la baja, aunque sus caídas son, por ahora, muy limitadas.

También el petróleo, cuyos futuros del barril WTI superaron claramente los 40 dólares el lunes, cae ligeramente. El precio actual es de 37.63 dólares, con una tendencia alcista en el gráfico de 4 horas, aunque con el quiebre de una línea secundaria, que hace pensar en una continuación de la corrección para el resto del día.

El oro, por su parte, recupera la cota de 1700 dólares por onza, luego de haber llegado a 1670 dólares en su mínimo del viernes. También el metal precioso observa una tendencia alcista de corto plazo, aunque la misma quedará confirmada al quiebre de 1710 dólares, nivel que deberá superar para tener un nuevo impulso alcista.

Estos movimientos fueron anticipados por el yen. La moneda nipona se recuperó en buena forma el lunes, y continúa en ese camino este martes. El par USD/JPY cotiza a 107.95, con tendencia bajista en el gráfico de 4 horas, y generando sendas bajas, muy pronunciadas, en los pares EUR/JPY y GBP/JPY.

Tanto el euro como la libra esterlina ceden terreno. La moneda única ya llegó a 1.1240, descomprimiendo su sobre compra de corto plazo, y cotiza al momento a 1.1252; la libra, en tanto, cotiza a 1.2652, cayendo 100 puntos desde sus máximos del día en 1.2752.

Como se ve, los inversores han decidido tomar beneficios de los movimientos recientes, y se vuelcan masivamente a activos de refugio, como el yen y el oro, saliendo de otras monedas más riesgosas, como el euro, la libra, el dólar australiano o el dólar canadiense.

Precisamente, el Loonie, al igual que el peso mexicano, cae ante el dólar, como consecuencia del retroceso del petróleo. Ambas monedas lucían sobre compradas en el corto plazo, y esto “desinfla” tal estado, como sucede en la mayoría de los pares principales.

No hay datos importantes previstos para las próximas horas. Los mercados esperan la decisión de la Fed, prevista para el miércoles por la tarde, en tanto no se han producido novedades en el conflicto Estados Unidos – China, con excepción del pedido del presidente Trump de una ley que proteja los derechos humanos de una minoría de credo musulmán que vive en el sur de China. Que Trump pida algo así suena hasta gracioso, si no fuera por las penurias que sufre esta minoría.

Como se puede observar, estamos comenzando una sesión que puede marcar un corte en los rallíes de las últimas sesiones, algo que ya lucía inminente. Habrá que ver el alcance de estas correcciones.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.

Dato de empleo sorprende; mercados a la espera de la Fed

Hola Amigos, buen día. Sorpresivamente, el dato de empleos de Estados Unidos de mayo arrojó una creación de algo más de 2.5 millones de nóminas, con una baja en la tasa de desempleo al 13.7%, frente al 19% que se esperaba días atrás.

La recuperación del sector laboral le dio impulso alcista a los mercados bursátiles, con un rally muy fuerte de los índices principales en Wall Street, entre los que se distingue el Nasdaq 100, cuyos futuros llegaron a máximos históricos.

Esta puede considerarse una de las pocas noticias positivas para el gobierno de Donald Trump, que atraviesa días complicados por las protestas anti discriminación en varias ciudades (el fin de semana se extendieron a otras latitudes), y la negativa del Pentágono a enviar al ejército a la calle para frenar a los manifestantes que ejerzan violencia. Trump festejó las cifras de empleo, las cuales, haciendo un uso político evidente, fueron cuestionadas por diversos especialistas, entre los cuales se encuentra el premio Nobel Paul Krugman, un hombre que esencialmente se opone a todo, bueno o malo, lo que haga cualquier gobierno.

Las acciones principales siguen creciendo pese a estas circunstancias, y también haciendo caso omiso a que el candidato demócrata Joe Biden, que obtuvo finalmente su nominación oficial por parte de su partido, comienza a sacarle ventaja a Trump en las encuestas de cara a las elecciones de noviembre próximo.

La búsqueda de riesgo por parte de los inversores ha llevado al dólar a la baja en varios frentes, y solo se mantiene en pie frente al yen y al oro, activos de refugio que fueron, al menos por ahora, dejados de lado. La onza, de todos modos, se recupera ligeramente y opera cerca de los 1700 dólares por onza en plena sesión europea de este lunes.

También se destaca el acuerdo entre Rusia y Arabia Saudita para mantener la reducción de producción de petróleo, buscando estabilizar su precio. Los futuros del barril WTI cotizan al momento por encima de los 40 dólares, luego de llegar a 40.58 dólares a primera hora, y recuperando prácticamente en su totalidad las pérdidas que sufrió el 9 de marzo, cuando justamente los dos países mencionados entraron en una llamada “guerra de precios”, que derrumbó a la materia prima en pocas horas.

La semana asoma como tranquila tanto este lunes como el martes. El motivo es el habitual: la proximidad de la reunión de política monetaria de la Fed, que finalizará el miércoles, con un comunicado oficial y con una conferencia de prensa a cargo del presidente de la entidad, Jerome Powell. Más allá de la recuperación del sector laboral, que de todas formas no logra revertir los más de 20 millones de puestos de trabajo perdidos en dos meses, el comunicado de la Fed no cambiará sustancialmente las cosas, y seguirá manteniendo un sesgo pesimista.

Respecto a las monedas principales, el euro cedió terreno el viernes, pero se mantiene en la zona de 1.1300 en estas horas, luego de la corrección sufrida. El quiebre del mínimo del día en 1.1280 podría hacerlo caer algo más, aunque los anuncios del BCE del jueves pasado, acerca de una inyección de 600 mil millones de euros en el circuito de la economía han impactado fuerte en la moneda única, que en lugar de caer por la abundancia de euros, lo premia por la expectativa de una recuperación de la economía de la Eurozona. La titular del BCE, Christine Lagarde, se presentará a partir de las 8:45 del este, y puede haber allí alguna novedad adicional que mueva al euro.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el martes.