Powell puede volver a hundir al dólar

Hola Amigos, buen día. El dólar mantiene una posición débil en todos los frentes en las primeras horas del martes, cayendo en especial ante ciertos activos, como la onza de oro y el yen.

Estos, claros referentes de la búsqueda de refugio de los inversores, se han convertido en las estrellas del mes, y por que no del año. La onza tocó a primera hora la zona de 1439 dólares, un nivel que no alcanzaba desde marzo de 2013, en tanto el yen alcanzó su máximo anual en 106.80, para retroceder unos pocos puntos desde entonces.

Y esta situación podría prolongarse a la sesión americana. A partir del mediodía tendrán lugar sendas presentaciones del presidente de la Fed, Jerome Powell, y del titular de la Fed de St. Louis, James Bullard. Respecto a Powell, se espera un discurso con un tono similar al del miércoles pasado, en ocasión de la reunión de política monetaria del banco central, en el cual dejó abierta la puerta para un futuro recorte de tipos de interés. El dólar cayó rápidamente a partir de ese momento, y si sus palabras repiten el tono, es probable que vuelva a ceder posiciones.

La caída del dólar se manifestó en un alza muy marcada de los índices bursátiles, que curiosamente se detuvo en las últimas horas del lunes. El índice Dow Jones está muy cerca de quebrar sus propios máximos históricos, y el discurso de Powell podría ser el disparador de tal movimiento.

En cuanto a Bullard, su presentación será aún más interesante. Fue el único miembro del FOMC que votó por un recorte inmediato de tipos de interés, algo que había de alguna forma anticipado en presentaciones anteriores. De todas formas, sus conclusiones no tendrán el mismo efecto que las de Powell, naturalmente.

En este contexto, el euro cede ligeramente posiciones luego de llegar a 1.1410 a primera hora del martes, aunque mantiene una tendencia alcista de corto plazo. Solo el quiebre de 1.1365, primer soporte, pondría en peligro esta dirección de la moneda única, con un siguiente objetivo en 1.1330. La superación del máximo mencionado encaminará al euro a la zona de 1.1435/40, siguiente resistencia.

La libra Esterlina intenta también recuperarse, aunque sus ganancias se ven siempre limitadas por la cuestión de fondo que mueve su precio: el Brexit. La salida de la UE está entrando en etapas de definiciones, y el casi seguro futuro Primer Ministro Johnson impulsará la salida sin medir los costos. Allí radica una probable caída importante de la libra para los próximos tiempos.

El yen, como quedó antes mencionado, llegó a su máximo anual, y es probable que siga en un camino alcista, al menos hasta el fin de semana, cuando tenga lugar la cumbre Trump – Xi Xinping en Osaka. Si hubiera allí algún acuerdo para retomar las negociaciones en el marco de la guerra comercial que sostienen Estados Unidos y China, podría haber alguna ligera caída de la moneda nipona.

A los discursos mencionados se suma este martes la cifra de ventas de viviendas nuevas y el índice de confianza del consumidor del Conference Board, dos datos de impacto medio, y que harán de esta sesión americana un día muy interesante.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.

Una semana marcada por la cumbre del G20; dólar a la baja

Hola Amigos, buen día, bienvenidos a esta semana de junio. Sin dudas, la reunión que mantendrán hacia el fin de semana los líderes de Estados Unidos, Donald Trump, y de China, Xi Xinping, será el centro de atención de las próximas sesiones.

La guerra comercial que enfrenta a ambos países sigue vigente, y se espera que la reunión de ambos mandatarios, en el ámbito de la cumbre del G20, sea el primer paso para reanudar las negociaciones, que se han trabado semanas atrás.

La situación no pasó desapercibida para la onza de oro, que otra vez se acerca a los máximos de la semana pasada -y máximos además desde agosto de 2013- en 1411.70 dólares. Por unos pocos centavos este lunes el metal precioso no logró superar dicha cota, aunque su tendencia alcista se mantiene firme en los gráficos diario y de 4 horas. Cabe acotar que en esta última temporalidad el oro luce sobre comprado.

Por otro lado, el petróleo comienza ya a cumplir, en este nuevo movimiento alcista que presenta desde la semana pasada, con una figura de cambio de tendencia -doble suelo- apreciable en el gráfico diario. El objetivo de dicha formación aparece en 58.80 dólares por barril WTI, nivel que podría buscar en las próximas horas. El alza del petróleo es atribuible al aumento de la tensión entre Estados Unidos e Irán. El país persa derribó un avión no tripulado de Estados Unidos el jueves, generando esta nueva escalada.

Ajenos a estos hechos permanecen los índices bursátiles en Nueva York. En prácticamente todos los casos, estos están llegando a sus máximos históricos, y al mismo tiempo, confirmando la tendencia alcista general de la Bolsa. Los anuncios de recortes de tipos de interés de la Fed, que quedaron flotando la semana pasada, dieron lugar a este movimiento, que podría extenderse a la sesión americana de este lunes.

En cuanto a las divisas principales, el euro se encuentra en máximos desde el 21 de marzo, cerca de 1.1400. Si bien desde un ángulo fundamental no hay muchos motivos para tan alza, la debilidad del dólar provocó este movimiento, que tiene sus próximas resistencias en 1.1405 y 1.1430 para el resto del día. La encuesta IFO de clima de negocios en Alemania no arrojó cambios importantes, por lo que ayudó a la divisa única a mantener su dirección alcista actual.

La libra Esterlina, en tanto, llegó a su mejor marca desde el 21 de mayo, al tocar 1.2765. La proximidad de la nominación de Boris Johnson como Primer Ministro británico impide que la libra pueda crecer con mayor fluidez, por lo que el par EUR/GBP mantiene una marcada tendencia alcista, ante la diferencia de velocidad entre ambas divisas ante el dólar

El calendario de noticias permanece vacío en Estados Unidos, por lo que esperamos movimientos muy medidos en la sesión americana. No obstante, el avance de las acciones principales podría mantener limitada cualquier recuperación del dólar en las próximas horas.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el martes.

Un nuevo escenario, con el oro imparable y el dólar inestable

U

Pero a los anuncios mencionados se agregan otros elementos que están moviendo los precios en forma concluyente. Por un lado, hay un hilo de esperanza en el conflicto que enfrenta a Estados Unidos con China en materia comercial, al confirmarse una reunión de equipos técnicos de ambos países para el próximo martes en Osaka, Japón, en una gestión previa al encuentro que sostendrán los líderes Donald Trump y Xi Xinping los días 28 o 29 de este mes en la Cumbre del G20.  Esta confirmación, junto con el casi seguro recorte de tipos de la Fed impulsa a los índices bursátiles que otra vez podrían tocar en conjunto máximos históricos muy pronto. El Dow Jones opera apenas unos puntos por debajo de su mejor nivel, que consiguió en octubre de 2018.

Sin embargo, la proximidad de un Brexit duro, impulsado por el extravagante Boris Johnson, excanciller que está a punto de ser confirmado como Primer Ministro británico, preocupa en todos los ámbitos. Como si ello no fuera suficiente, el derribo de un drone gigantesco estadounidense por parte de Irán en la víspera despertó los fantasmas de un enfrentamiento bélico entre ambos países, que confirmó Trump, pero que suspendió pocas horas después, seguramente asesorado por su equipo que le habrá hecho notar en el problema que estaría haciendo entrar a su país.

El petróleo reaccionó al alza, confirmando técnicamente una figura de doble suelo en el gráfico diario, con un objetivo en 58.80 dólares, del cual se ubica ahora mismo a poco menos de un dólar por barril WTI.

Pero en estos casos la reacción que se esperaba era del oro, y no tardó en llegar. Después de tocar un máximo de septiembre de 2013 en 1393 dólares, la onza llegó a primera hora de este viernes a 1411 dólares, un nivel que no alcanzaba desde agosto de ese año, y desde donde inició una corrección que por ahora es muy modesta.

El euro, en tanto, se recupera y trata de superar 1.1300, alentado por cifras de PMI de manufacturas de la Eurozona y de Francia con valores por encima de lo esperado, y con cifras también mejores pero aún lejos de superar los 50 puntos que le darían aire en Alemania.

La libra Esterlina, que también parecía encaminarse al alza, cae rápidamente con cada votación en favor de Johnson. La zona de 1.2600 aparece otra vez cercana; por su parte, el yen llegó a su máximo anual en 107.05 para ceder ligeramente posiciones antes del inicio de la sesión americana.

Una sesión americana que aparece como muy intensa, con movimientos que claramente no favorecen al dólar, y que, por el contrario, podrían extender su caída en todos los frentes hasta bien pasado el mediodía de Nueva York.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, y un muy buen y reparador fin de semana, nos reencontramos el próximo lunes.  Hasta entonces.