¿Peligra Boris Johnson y peligra el Brexit?

Hola Amigos, buen día. En los últimos días han crecido las versiones de que el Parlamento británico está recolectando votos para destituir a Boris Johnson, quien recientemente fuera designado Primer Ministro de Reino Unido, y que es partidario de un Brexit a como de lugar.

La caída de Johnson significaría una vuelta atrás con el proceso que el mandatario está llevando adelante para retirar a Reino Unido de la Unión Europea el 31 de octubre, fecha que se acerca sin que las partes se pongan de acuerdo en varias cuestiones.

Alemania está nuevamente poniendo trabas para una salida dura, en tanto entre la población británica crece el temor al desabastecimiento de alimentos y medicamentos si, como se presume, la salida no aborda cuestiones aduaneras básicas.

Por ahora la libra Esterlina se ha mostrado neutra. Si bien en estas horas cae ligeramente, podría resurgir de sus cenizas ante una caída de Johnson aunque, para ser justos, quienes se postulan a reemplazarlo no ofrecen mejores garantías. Técnicamente, la libra sigue presentando una tendencia bajista de largo plazo, con señales claras de sobre venta, que invitan ciertamente a apostar por la tradicional moneda británica, aún cuando se debate en su intento de no caer de 1.2000.

En estas horas, el resto de las divisas principales no presenta cambios de importancia. El euro se mantiene en la zona de 1.1100, sin tendencia clara en los gráficos de 4 horas, en tanto el yen cae ligeramente, pero aún lejos de superar la zona de 107.00, que determinaría un ciclo bajista más importante para la moneda nipona.

Llamativamente, el dólar australiano se presenta lateral en el gráfico de 4 horas, sin una sola pista que permita establecer una tendencia de corto plazo (las bandas de Bollinger se hallan muy cercanas entre sí), mientras crecen ligeramente el dólar canadiense y otras divisas ligadas al petróleo. El barril WTI ha superado los 56 dólares en las últimas horas, y se acerca a sus máximos del 13 de agosto en 57.35.

La publicación de las Minutas de la Fed, prevista para las 2:00 pm del este, podría generar el único movimiento de cierta importancia que el dólar presentaría en las próximas horas. Por el momento, y pese a que la guerra comercial, el Brexit, el escándalo político en Italia (uno más), entre otros conflictos, no parecen pesar en el ánimo de los mercados, que se preparan para una sesión americana algo aburrida.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el jueves.

Trump presiona a la Fed; euro cerca de sus mínimos anuales

Hola Amigos, buen día. El euro se acerca a sus mínimos anuales, que tocó el 1 de agosto en 1.1028, ante la incertidumbre que reina en Europa en materia financiera. Mientras el Banco Central Europeo prepara un paquete de medidas que anunciará a mediados de septiembre y podría incluir un recorte de tipos de interés y un plan de estímulo de montos no determinados, la crisis política en Italia impacta también en la moneda única. El precio actual del par EUR/USD es de 1.1070, con una clara tendencia bajista en el gráfico de 4 horas, que tiene justamente en la zona de 1.1030/25 su principal soporte para las próximas horas.

En otro orden, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió un mensaje que ciertamente es una presión sobre la Reserva Federal. El mandatario reclamó que el banco central recorte en 100 puntos básicos la tasa de interés, lo que en otras palabras sería dejar la misma en el 1.25%, desde el actual 2.25%. Cabe acotar que la Fed recortó la tasa a fines de julio desde el 2.50% al nivel actual, y son varios los miembros del Comité de Política Monetaria (FOMC) que se muestran a favor de seguir en ese camino.

No hubo en las últimas horas novedades importantes en la guerra comercial, sobre la cual Estados Unidos parece estar dando algunos gestos de distensión. Desde el lado de China, el gobierno de la República Popular liberó las tasas de interés, lo que aumenta la probabilidad de que las mismas sean recortadas, y en los hechos esto significa una devaluación del yuan algo encubierta.

Por su parte, el petróleo vuelve a situarse por encima de los 56 dólares, apuntando ahora a los máximos del martes pasado, en la zona de 57.25 dólares por barril WTI. Sin datos clave para el resto del día, una cierta tranquilidad en los mercados podría darle a la materia prima el impulso necesario para llegar a dicha cota.

El oro, en tanto, se mueve en torno a los 1500 dólares, con una ligera tendencia alcista para el resto del día, aunque no parece tener fuerza suficiente para superar los 1510 dólares durante la sesión del martes.

Párrafo aparte merece el comportamiento del dólar ante las monedas de países emergentes.  Mientras el par USD/MXN llegó a su máximo anual en 19.89, la moneda estadounidense también tocó 4.07 reales en Brasil, un nivel que no visitaba desde varias semanas atrás. En tanto, ante los festivos en Colombia y Argentina, el dólar se mantuvo inmóvil el lunes, pero este martes podría haber novedades importantes. Respecto al peso colombiano, el dólar se ubica cerca de sus máximos históricos en 3483 unidades (cerró el viernes en 3439), y en Argentina, la moneda norteamericana busca también sus niveles máximos históricos. Los mismos se ubican por ahora en 62.30 que tocó el lunes 12 de agosto, y el derrumbe de las acciones locales que cotizan en Nueva York, y un aumento a niveles siderales de la prima de riesgo anticipan una sesión difícil en los mercados en esa nación sudamericana. El dólar, otra vez, podría buscar la zona de los 60 pesos en su versión mayorista, apuntando a los 63 pesos en los bancos.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.

Se acerca la guerra de divisas

Hola Amigos, buen día, bienvenidos a esta nueva semana de agosto. Después de días verdaderamente turbulentos como los de la semana pasada, este lunes asoma como una jornada algo más tranquila para los mercados financieros.

Los efectos de la devaluación del yuan, que tuvo lugar en los primeros días del mes, se extendieron a toda la semana pasada, ante los anuncios y advertencias mutuas entre Estados Unidos y China, más allá del cierto alivio que trajo la postergación de algunos aranceles a las importaciones desde el gigante asiático hasta fin de año.

Pero ya cerrando la semana, la noticia de que el Banco Central Europeo iniciará un ciclo de inyección de liquidez con montos y plazos no determinados, pero mayores de lo esperado, le dio un tinte bajista al euro, que cerró el viernes debajo de 1.1100.

Es aquí entonces donde podemos ver el inicio de una guerra de divisas. A sabiendas de que estas se inician normalmente durante los conflictos comerciales, y que todos los países quieren tener su moneda lo más baja posible ante el dólar para que sus economías sean más competitivas, la depreciación de las monedas principales es lo que viene.

Claro, el dólar es una de las monedas principales. La más importante. Y el presidente Trump no tuvo rodeos a la hora de pedir una devaluación del dólar para buscar exactamente lo mismo que el resto de las naciones, pero apuntando en especial a China.

La vieja disputa entre ambos países por una moneda más débil tuvo entonces un nuevo capítulo cuando el PBoCh devaluó al yuan a su valor mínimo en 10 años, desde donde apenas se recuperó. El BCE prepara un paquete de ayuda que sin dudas, más temprano que tarde, llevará al euro a 1.0700; la libra Esterlina, casi inmóvil a la espera de que el Brexit cause el menor daño posible a la economía británica, está más para caer que para recuperarse, salvo que el ahora discreto Boris Johnson cambie su incompresible parecer de sacar a su país de la Unión Europea a como de lugar.

Con este panorama, es fácil pensar que caen las monedas que rivalizan contra el dólar, o cae el dólar, pero no pueden hacerlo todas al mismo tiempo. Y ahí entra en juego la Fed, que podría volver a recortar los tipos de interés en septiembre, previendo tiempos difíciles para la economía estadounidense.

Algún indicio de lo que viene lo tendremos en el glamoroso Foro de Jackson Hole, organizado desde 1978 por la Reserva Federal de Kansas City. El organismo, que por supuesto forma parte del Sistema de la Reserva Federal, es el encargado de fijar el tema a tocar por los participantes, y esta vez eligió uno más que conveniente: Desafíos para las políticas monetarias.

El evento convoca a los más poderosos banqueros centrales, que a lo largo de dos días se reúnen en esta localidad de Wyoming, y que está cerrada a la prensa. Sin embargo, siempre se filtra información de lo que allí se habla, y si bien no se espera que Powell o Draghi recorten la tasa de interés allí, ni muchísimo menos, las versiones que del evento salen suelen ser muy seguidas por los operadores.

Pero faltan 4 días aún para el inicio del evento, y ahora nos espera una sesión americana de lunes con los futuros de los índices bursátiles en franca recuperación, y con el yen y el oro, típicos activos de refugio, regresando de máximos de mucho tiempo. Puede ser el anticipo de una semana algo más tranquila. Que así sea.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el martes.