El “súper miércoles” puede vencer al dólar

Hola Amigos, buen día. Una verdadera catarata de informes y eventos tendrán lugar este miércoles, la mayoría de gran importancia para el dólar.

En primer lugar, a las 8:15 del este, se conocerá el dato de empleos privados emitido por ADP. Se trata de una encuesta que esta firma publica dos días antes del dato de empleos del Departamento de Trabajo, y que goza de un cierto prestigio entre los analistas. Para el mes que termina, los cálculos previos hablan de la creación de unos 125 mil nuevos empleos en el sector privado, una cifra que, si bien es respetable, comienza a mostrar una cierta debilidad en la creación de trabajo. En septiembre se crearon 135 mil nuevas nóminas, aunque este dato es circunstancial; lo que importa es que la curva de creación de empleos viene cayendo progresivamente en los últimos meses.

A las 8:30 será el turno del PBI avanzado del tercer trimestre. La medición, la primera de las tres que abarca el período en cuestión, suele ser el que más impacto tiene en los precios del dólar. El pronóstico no es del todo favorable para la moneda líder; se espera un crecimiento del 1.6%, frente al 2% anterior, una baja que seguramente los mercados no dejarán pasar por alto, si se confirma.

A las 11:00, por su parte, el Banco de Canadá dará a conocer su anuncio de política monetaria, sobre la cual en principio no se esperan cambios. La tasa de interés quedará en el 1.75%, en momentos en que el dólar canadiense se muestra sin cambios desde la semana pasada, pero luego de experimentar un fuerte rally, producto de un movimiento similar del petróleo. Una hora y media después habrá una conferencia de prensa, en la que podrían quedar pistas de recortes a futuro, sobre todo si, como puede ocurrir, la Fed hace lo propio por la tarde.

Y es que a las 2:00 pm del este será el turno de la Reserva Federal. Si bien los pronósticos están muy divididos, en los últimos días ganaron fichas las probabilidades de que se produzca un tercer recorte de tipos de interés, en la misma cantidad de reuniones. El encuentro, que comenzó el martes, finaliza al mediodía, y un recorte podría marcar que los recortes anteriores no solo fueron preventivos, como lo sugirió el presidente del organismo, Jerome Powell, sino que muestran una real preocupación por la desaceleración de la economía estadounidense. Precisamente, la débil creación de empleos de los últimos meses, y las mediciones de manufacturas y servicios en mínimos de mucho tiempo son datos objetivos, que justifican un nuevo recorte.

De todos esto seguramente hablará Powell cuando, a partir de las 2:30, brinde su conferencia de prensa. La tasa quedaría entonces en el 1.75% desde ahora.

Ya sobre el inicio de la sesión asiática del jueves, el PMI de manufacturas de China tendrá un peso decisivo en las primeras horas del día. La medición resulta fundamental, toda vez que en los últimos períodos han arrojado cifras de contracción del sector para la potencia industrial más importante del mundo.

Finalmente, el anuncio de política monetaria del Banco de Japón aportará poco: la tasa de interés quedará negativa, como hace ya muchos años ocurre, y la entidad comandada por el Sr. Kuroda tratará de ser lo más flexible posible, aunque sin mucho éxito; la inflación no crece, tampoco el consumo, y ante el mínimo esbozo de incertidumbre, los inversores se vuelcan al yen de inmediato.

Respecto al Brexit, el partido Laborista, opositor al partido Conservador gobernante, se aprobó el llamado a elecciones de Boris Johnson para el 12 de diciembre. Claro que la aprobación está respaldada por Jeremy Corbyn, líder de la oposición y hombre de ideas temibles, por describirlas con términos generosos. La libra Esterlina, que se ve inmune al Banco de Inglaterra por la imposibilidad de este de mover la tasa de interés, sufre los vaivenes de una clase política que, una vez más, demuestra cual alejada se encuentra de quienes la votan.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el jueves.

El yen, en mínimos de 3 meses; Trump confía en un acuerdo con China

Hola Amigos, buen día. Un clima de moderado optimismo rodea a los mercados en estos días, y prueba de ello es la nueva baja del yen. La moneda nipona llegó a 109.06 ante el dólar a primera hora de este martes, un mínimo que no alcanzaba desde el 1 de agosto pasado. A su vez, el otro activo de refugio por naturaleza, la onza de oro, cede posiciones nuevamente, para cotizar a 1486 dólares al momento.

A su vez, cae con fuerza el petróleo, cotizando a 55.11 dólares por barril WTI, y con un camino bajista por delante. El primer soporte a tener en cuenta este martes se halla en 54.85 dólares, y la actual baja está impactando a la baja en el peso mexicano, que cotiza a 19.12 unidades antes del inicio de la sesión americana.

Si bien estamos a las puertas de un día de transición, a la espera de un miércoles casi explosivo, en la fecha se podrían ver algunos movimientos interesantes. La visión optimista del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acerca de que se acerca un acuerdo básico con China, le está dando aire a los mercados.

En este contexto, el índice Dow Jones llegó el lunes a su máximo desde el 23 de septiembre, camino que siguen el resto de los índices de Nueva York en las primeras horas del martes.

Respecto a las monedas principales, el euro cae ligeramente ante el dólar, con un precio actual de 1.1078, quebrando una línea de tendencia alcista en el gráfico de 4 horas, lo que puede derivar en el inicio de un ciclo bajista más importante para las próximas horas. En dicho caso, 1.1060 y 1.1030 serán los soportes a considerar. En cambio, la superación de 1.1105 podría darle un nuevo impulso alcista, con resistencias en 1.1130 y 1.1165.

En cuanto a la libra esterlina, se mantiene sin cambios, cotizando a 1.2783 contra el dólar, en una tendencia lateral que se extiende de varios días atrás. La suspensión del Brexit, que estaba previsto para el jueves próximo, provoca una incertidumbre en los mercados, que están a la espera de alguna novedad de importancia. La impresión que queda al cabo de esta nueva suspensión es parecida a la de la guerra comercial: se trata de ciclos que no llegan a ninguna parte, y en el caso concreto de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, terminará en un nuevo referéndum que dejará sin efecto dicha salida. La nueva fecha impuesta es el 31 de enero, a confirmar.

La publicación del dato de confianza del consumidor del Conference Board, prevista para las 10:00 del este, podría darle algún incentivo al mercado para salir de una previsible lateralización. Esta cierta quietud que presentará el mercado este martes responde, claro está, a la publicación de datos clave el miércoles, entre los cuales el más importante es el anuncio de política monetaria de la Fed.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.

Semana de Reserva Federal; el dólar define su camino

Hola Amigos, buen día, bienvenidos a la última semana de octubre. Luego de varios días de actividad muy moderada en los mercados, la semana que se inicia llega repleto de datos de suma importancia, entre los cuales, el más relevante, es el de la decisión de política monetaria de la Reserva Federal.

Si bien algunos analistas aún consideran que puede haber un tercer y consecutivo recorte de tipos, la mayoría cree que no están dadas las condiciones para tal movimiento. Finalmente, las cosas no van tan mal, y pese a que hay una evidente desaceleración de la economía estadounidense y global, las principales variables ofrecen aún signos positivos.

Los dos recortes de tasa anteriores, en julio y septiembre, fueron considerados “preventivos” por la Fed, que asegura buscar sostener la expansión económica actual con medidas semejantes. La tasa actual, del 2%, es relativamente alta si se la compara con la del resto de los bancos centrales líderes, que en muchos casos es negativa o roza cero.

 La presión política del presidente Trump no parece, por ahora surtir efecto, si bien sus protestas por la tasa muy alta coincidieron con los dos recortes mencionados. Si esta vez no hubiera cambios, el dólar podría retomar una iniciativa que por momentos parece perder en algunos frentes.

Pero no solo este evento se destaca. El miércoles, el mismo día del anuncio de la Fed, la primera de tres mediciones del PBI de tercer trimestre, y la encuesta de empleos privados de octubre, emitida por ADP, también tendrán la atención de los inversores. Como si ello fuera poco, el Banco de Canadá también dará a conocer su política monetaria, completando un día en el que habrá que tomar suma precaución a la hora de colocar posiciones en el mercado.

Por último, el viernes será el turno del dato de empleos del Departamento de Trabajo, un informe que, no por haber perdido algo de impacto en los precios, deja de ser importante; de hecho, es con el que se inicia el mes próximo.

Por otra parte, la fecha límite del 31 de octubre quedará, a los efectos del Brexit, en la historia. El Parlamento británico prohibió la salida de Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo, y esta se comprometió a fijar una nueva fecha para la salida, después del pedido de postergación solicitado por el premier Boris Johnson. Es la misma situación del 29 de marzo, y probablemente la misma que el 31 de enero próximo, si es que esa es la fecha fijada. Esta triste historia debería terminar con un nuevo referéndum, que cierre del capítulo del Brexit, y con la libra por encima de 1.4000, como siempre se ha movido.

El euro sigue débil en el inicio de la semana, luego de los datos de manufacturas de Alemania, y ante la inminencia de la puesta en marchad el plan de estímulo a la economía de la Eurozona.

En tanto, revive parcialmente el oro, que el viernes experimentó un fuerte rally, revertido más tarde, y el petróleo logró sostenerse por encima de los 56 dólares sin problema.

Esperamos un lunes de actividad muy medida en los mercados, algo que es típico cuando la Fed está por hablar. La pregunta, esta vez, es si realmente tiene mucho para decir.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el martes.