Las bolsas europeas caen, y anticipan una sesión americana compleja

Hola Amigos, buen día. La apertura de las bolsas europeas fue negativa, con caídas fuertes del DAX 30 de Alemania, el FTSE 100 de Londres, y el CAC 40 de París. En todos los casos, las acciones principales dejaron gaps importantes, y los índices presentan mínimos relevantes. El DAX 30, por caso, cotiza en su más bajo valor desde septiembre de 2013, y el FTSE 100 en su mínimo desde agosto de 2011.

Estos movimientos parecen anticipar que la sesión americana será difícil. Los índices de Nueva York habían recuperado terreno el martes, al igual que el viernes, pero los futuros de los mismos caen muy fuerte en estas horas.

Los operadores dudan de las decisiones que, prácticamente sin excepciones, están tomando los gobiernos en todo el mundo. Las autoridades, desde Trump hasta Merkel, anuncian paquetes de estímulo a las economías, con montañas de dinero que llegarán en distintas formas. El gobierno de Estados Unidos, por ejemplo, anunció que enviará cheques por al menos 1.000 dólares a la ciudadanía, en tanto Alemania y Francia colocarán fondos en el circuito económicos de sus países. Lo que están buscando es que la actividad comercial comience a dar algunas señales de vida en medio de una crisis sin precedentes, y sin temor a que se dispare la inflación.

Los bancos centrales van dejando, a sus respectivos turnos, las tasas de interés en sus valores mínimos, tratando de alentar el consumo. Pese a estas medidas, las bolsas caen, sin mucha esperanza de que puedan tener algún efecto en el futuro.

Se trata de un territorio no cartografiado, una crisis de la cual los gobiernos, y también los ciudadanos de todo el mundo, van aprendiendo hora por hora, y en este contexto, absolutamente incierto, será difícil que los precios de los principales activos encuentren algún nivel de estabilidad.

El petróleo, en este escenario, cae a sus mínimos de 2003, quebrando los mínimos del lunes 10, que parecía poco vulnerable. La baja de la demanda en China, la casi nula compra de tickets aéreos -no hay demanda y tampoco hay donde ir, todas las fronteras están cerradas-, hacen que la materia prima no tenga atractivo en ningún mercado. Las monedas vinculadas al mismo no encuentran un piso, y luego de un ligero respiro que se tomaron el martes, pueden volver a caer con fuerza este miércoles, en especial las divisas latinoamericanas.

Respecto a las monedas principales, el euro cae nuevamente, y comienza a apuntar a sus mínimos de 1.0783, que tocó el mes pasado. La libra esterlina, en tanto, detuvo su caída el martes en 1.2000, pero ya queda muy cerca de 1.1957, el mínimo de 2019, nivel al cual apunta en estas horas, luego de una liviana recuperación del martes. El yen se muestra más estable, siendo una divisa que, pese a su caída de estos días, sigue siendo el refugio más seguro junto al dólar.

En tanto, la onza de oro vuelve a posicionarse a la baja, con un precio actual de 1500 dólares, con una tendencia bajista en el gráfico de 4 horas, y con su mínimo de la semana en 1451 dólares a la vista.

La humildísima opinión de esta columna es que, en este contexto, el cierre de las bolsas de valores sería lo más adecuado, al menos por un puñado de días. El problema de ese tipo de medidas es que se sabe como comienzan, pero no como terminan. Pero el caos que están sufriendo las bolsas es histórico, y la pérdida de valor es inmesa.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el jueves.

En medio del caos, se recuperan las bolsas y crece el dólar

Hola Amigos, buen día. Es difícil abordar un análisis de los mercados desde un solo ángulo. La crisis del coronavirus es histórica, y los activos principales no dejan de marcar récords que costaba imaginar hace menos de un mes. Por caso, la caída de las acciones en la bolsa de Nueva York de la víspera fue la peor desde 1987 (ya había ocurrido lo mismo el viernes), y la situación es más compleja aún si se considera que la Reserva Federal recortó, fuera de calendario, la tasa de interés prácticamente a cero el domingo, y anunció un plan de estímulo de 700.000 millones de dólares.

Nada calma a los mercados, y es lógico. Las empresas de todos los niveles comienzan a sufrir problemas financieros, con el agravante de que no hay siquiera un mínimo plazo para revertir la situación. El sector de las aerolíneas asoma como el más complicado en este contexto, y se especula con que las grandes líneas globales entrarían en bancarrota en poco más de dos meses; también se menciona la posibilidad de que los gobiernos tomen algún tipo de acción para evitarlo. Las fronteras de prácticamente todos los países se van cerrando, y el aislamiento será decisivo no solo para las aerolíneas, sino para la economía global.

Este martes, luego de que los índices asiáticos cerraran con ganancias modestas, las bolsas europeas brindan buenas cifras de crecimiento, al tiempo que los futuros de los índices de Nueva York se recuperan en buena forma. Los futuros del Dow Jones ganan más de 1100 puntos desde los mínimos del lunes, aunque en forma alguna se puede pensar en un cambio de tendencia. En otras circunstancias los gráficos de 4 horas podrían estar anunciando una formación de doble suelo; pero le costará al Dow Jones superar el probable neckline de la figura, que aparece lejos, en la zona de 23100 puntos, si se considera que ahora mismo cotizan a 20860 puntos.

En cuanto al mercado de divisas, el euro, la libra esterlina, el yen, el dólar australiano y el dólar canadiense caen con fuerza, con un fuerte dominio del dólar en estos y todos los frentes.

La divisa única es la que menos sufre. Por ahora se mantiene por encima de 1.1100, aunque la tendencia bajista que domina el gráfico de 4 horas parece anticipar una baja de la misma, con un objetivo en 1.1020, un gap que dejó dos semanas atrás. Antes, la zona de 1.1050, el mínimo de la semana anterior, será el soporte a seguir.

La libra esterlina, en tanto, llega a su mínimo desde septiembre de 2019, y apunta a los mínimos del año pasado, en 1.1957, el cual es a su vez el mínimo desde octubre de 2016, con un famoso “flash crash” que la llevó a 1.1450. En minutos se conocerá la tasa de desempleo de Reino Unido, y podría tener un efecto inmediato en la libra, que por ahora no da señales de recuperación.

El yen, por su parte, cae ante el dólar, con una baja de más de 100 puntos desde el inicio de la semana, y apuntando a 107.98, un gap que dejó en la apertura del lunes. El precio actual de 106.75 sugiere que la caída de la moneda nipona podría caer de 107.00 en forma inminente, con una baja adicional esperada para la sesión americana.

Respecto al Aussie, el dólar australiano, cayó este martes a su mínimo desde 2003, luego de conocidas las minutas del Banco de la Reserva de Australia. La dependencia de la moneda australiana de los avatares de la economía china es bien definida, y por ahora no se esperan cambios de tendencia, más allá de los esperables rebotes ante la entrada del par AUD/USD en sobre venta en estas horas.

En cuanto al dólar canadiense, su caída está directamente vinculada a la debilidad del petróleo. El par USD/CAD superó 1.4000 en estas horas, y es probable que extienda su alza al resto del martes. El Loonie se ubica en su menor nivel desde enero de 2016, en plena crisis del petróleo de ese tiempo, y de la cual se recuperó rápidamente. No parece ser el caso en esta oportunidad, aunque sí podría visitar 1.3900 durante el martes, si el petróleo mantiene su ligero sesgo alcista de muy corto plazo, que ahora mismo presenta.

Las monedas latinoamericanas caen a mínimos históricos ante el dólar, prácticamente sin excepciones. En un contexto en el que el dólar domina, la caída de las materias primas ha tenido un efecto devastador ante las divisas de la región de Latinoamérica, con el efecto inflacionario que eso suele tener. Es prematuro pensar en un cambio de dirección del dólar en estos casos.

Este martes comienza la reunión de política monetaria de la Fed, la cual finaliza el miércoles. El comunicado de la entidad, previsto para el miércoles por la tarde, será decisivo para el dólar.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.

La Fed vuelve a recortar la tasa, en un agitado inicio de semana

Hola Amigos, buen día. La Reserva Federal recortó la tasa de interés en el inicio de la sesión asiática del lunes, para dejarla en el nivel de fines de 2008, entre el 0 y 0.25%. La medida, que era esperable para la reunión que el organismo sostendrá entre el martes y miércoles, sorprendió a los mercados, y formó parte de una acción conjunta entre la propia Fed, el Banco de Japón, el Banco Nacional de Suiza, el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo.

A su vez, el banco central anunció la colocación de otros 700.000 millones de dólares a través de la compra de deuda. Sin embargo, el dólar cayó moderadamente en las primeras horas del día, en parte por el nivel de confusión reinante. El presidente Trump festejó la decisión de la Fed, aunque sus expresiones lucen desafortunadas en medio de la crisis, luego de haber declarado la emergencia nacional el viernes pasado.

Los movimientos que presentan los mercados son realmente complejos y difíciles de analizar con la óptica habitual. El oro, que habitualmente actúa como activo de refugio, recién volvió a crecer este lunes ante la inyección de dólares en el circuito; el yen, que siempre actúa como protección, había caído muy fuerte el viernes, producto de una inesperada reacción positiva de la bolsa de Nueva York, también crece, para ganar hasta el momento unos 215 puntos desde el cierre del viernes. El euro, en tanto, que viene de caer entre jueves y viernes producto de las medidas de política monetaria del Banco Central Europeo, crece como si dichas medidas no se hubieran tomado, y esto tiene que ver con la baja del dólar que, insistimos, es moderada y algo tardía.

Los futuros de los índices bursátiles de Nueva York han sido interrumpidos, luego de una fuerte caída que sufrieron en la apertura de la sesión asiática. La apertura de la sesión americana puede ser decisiva para los mercados este lunes, y los augurios no son realmente positivos.

La crisis del coronavirus, que el fin de semana sumó más de 20.000 casos en todo el mundo, ha llevado a gran parte de los países a cerrar sus fronteras, entre otras restricciones a la vida cotidiana de las personas. El efecto de estos anuncios es incierto, dado que no hay antecedentes de una situación como la actual, y los mercados sienten la incertidumbre, con movimientos erráticos y volátiles.

La agenda de noticias tendrá este lunes un evento esencial: los presidentes de los países del G7 mantendrán una conferencia telefónica, de la cual seguramente saldrán decisiones importantes. En este sentido, la canciller alemana Angela Merkel se ha mostrado sumamente pesimista días atrás, al expresar que cree que el 70% de los alemanes puede contagiarse.

Así las cosas, parece difícil que este lunes los mercados presenten un comportamiento normal. Las oscilaciones de precios se acelerarán con el inicio de las operaciones en Nueva York, y en estos casos es conveniente tomar precauciones, como operar con bajísima exposición al riesgo, y posiciones de muy corto plazo.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el martes.