Fuerte corrección y días agitados en los mercados

Amigos, buen día. Un fin de mes muy movido viven los mercados financieros, luego de varias semanas de alzas constantes en las bolsas de valores, y de bajas intensas del dólar. El jueves, el clima de negocios se enrareció ante el temor de un rebrote inflacionario en Estados Unidos, algo que resulta obvio, y que hace pensar a los mercados en un alza de tipos de interés por parte de la Reserva Federal en los próximos tiempos.

El regreso a la vida normal de los estadounidenses, una vez que el plan de vacunación esté lo suficientemente avanzado (cabe consignar que se vacunan alrededor de 3 millones de personas por día, una cifra impactante pero no suficiente aún para paliar del todo a la enfermedad), hará que la emisión de dinero que está teniendo lugar desde marzo pasado aflore en la economía diaria.

Se calcula que uno de cada cuatro dólares que circulan en Estados Unidos se ha emitido en los últimos 12 meses, lo cual muestra con elocuencia el volumen de dinero emitido. Si a esto se suma la implementación de una nueva montaña de 1.9 billones, que es lo que impulsa el presidente Biden y su gente, la inflación se hará si no ingobernable, al menos sí poco soportable para la primera economía del mundo.

El presidente de la Fed, Powell, dijo reiteradamente que tiene herramientas tanto para combatir la inflación no deseada como para seguir estimulando a la economía. Es decir, más emisión o alzas de tipos, o al menos restricción en la emisión, de acuerdo al caso. Esta dicotomía, sumada a que era inminente una toma de beneficios en la bolsa de Nueva York luego de máximos históricos casi diarios, generó el jueves una fuerte corrección, que le dio aire al dólar también ante las monedas principales.

En la sesión europea de este viernes, los futuros de los índices de Wall Street vuelven a posicionarse al alza, no obstante lo cual les será difícil alcanzar en la fecha máximos importantes.

Respecto a las monedas líderes, el euro cotiza a 1.2125, con una tendencia bajista de corto plazo, aunque con soportes muy cercanos, que permiten anticipar su recuperación y nueva búsqueda de máximos en los próximos días. La superación de 1.2150 podría derivar en un nuevo rally de la moneda única.

La libra esterlina, en tanto, cayó con fuerza, corrigiendo en 240 puntos desde sus máximos de la semana (y de casi 3 años) en 1.4240, para detener su caída en 1.3900. Desde el actual 1.3940, la superación de 1.3970 le dará impulso a la moneda británica para buscar 1.4000 y 1.4040, próximas resistencias.

El yen, por su parte, cotiza a 106.43, con el gráfico de 4 horas en tendencia alcista para el resto del día, luego de llegar a 106.50. El yen cae a la par de las demás monedas, sin actuar como refugio en esta oportunidad, como tampoco lo hace la onza de oro. El metal precioso se ubica ya en mínimos de más de 7 meses, debajo de 1760 dólares, los mínimos anteriores de la semana.

El calendario de noticias incluye los datos de fin de mes: deflactor de inflación, ingreso y consumo personal, PMI de Chicago, confianza del consumidor de la Universidad de Michigan. Ninguno de ellos tendrá impacto en los precios, pero sí puede tenerlo la apertura de Nueva York, a las 9:30 del este. Allí se verá si el mes termina calmo, o si las turbulencias se profundizan por la tarde.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, y un muy buen fin de semana y de mes. Nos reencontramos el próximo lunes, hasta entonces.

Wall Street y las monedas festejan, el dólar sufre

La segunda presentación del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en el Congreso estadounidense dio como resultado una baja sustancial del dólar en prácticamente todos los frentes el miércoles.

El funcionario reiteró su apoyo a la economía, sobre lo cual había sido enfático el martes ante el Senado, y logró que el índice Dow Jones se dispare a máximos históricos, superando los futuros del mismo los 32.000 puntos durante la tarde de Nueva York. Promediando la sesión europea del jueves, el selectivo se mantiene en altos niveles, aunque sin superar los 32.100 puntos por el momento. En tanto, el S&P 500 logró acercarse a sus máximos históricos a primera hora de la fecha, mientras los futuros del Nasdaq 100 presenta un panorama algo más débil, pero sin alejarse de sus máximos.

Pero también las divisas principales atraviesan días de fiesta. El euro superó nuevamente 1.2200 en las últimas horas, cotizando al momento a 1.2215, con una clara tendencia alcista de corto plazo, que puede extenderse durante el resto del día a la zona de 1.2230; sobre la misma, 1.2250 y 1.2270/75 aparecen como las resistencias a seguir.

Por su parte, la libra esterlina mantiene un alto nivel, lejos de 1.4240 que tocó en la mañana del miércoles, pero apuntando nuevamente a 1.4200, luego de la fuerte corrección bajista que sufrió en la víspera, debajo de 1.4100. La divisa británica se ve ampliamente beneficiada por las buenas noticias provenientes de Reino Unido en materia de vacunación y baja de casos de contagio del virus, por lo que por el momento tiene un techo muy alto, que puede buscar por encima incluso de 1.4300.

El yen, sin cambios importantes, cotiza a 106.11, con una tendencia que favorece al dólar en este caso, algo esperable tratándose de un activo como la moneda nipona, que suele ser buscada solo en casos de emergencia. La superación de 106.20 podría estirar las ganancias del billete, para buscar 106.50 durante el resto de la sesión.

Párrafo aparte merecen el dólar australiano y el dólar canadiense, que llegaron a máximos de casi 3 años en las últimas horas. El Aussie llegó a 0.8000, nivel que parecía poco imaginable meses atrás, impulsado por las noticias de la economía china, que sigue creciendo en estos días, lo cual a su vez le da empuje a las materias primas.

El dólar canadiense, que cotiza al momento a 1.2478, también crece de la mano del petróleo, cuyos futuros del barril WTI llegaron a un nuevo máximo de 13 meses esta mañana al superar los 63 dólares. Sin niveles de sobrecompra a la vista, la materia prima tiene lugar para buscar los máximos de 2020 en 65 dólares, lo cual también le dará fuerza al Loonie.

Para este jueves, la agenda de noticias incluye la segunda medición del PBI del cuarto trimestre en Estados Unidos, sin impacto fuerte esperable en las monedas, al igual que las órdenes de bienes durables de enero, cuyo efecto suele ser muy escaso. Las peticiones semanales de subsidio por desempleo y las ventas pendientes de viviendas completan el calendario.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el viernes.