Wall Street vuelve a buscar máximos; euro y libra, en direcciones opuestas

Hola Amigos, buen día. Las divisas principales ofrecen buenos movimientos en las primeras horas del miércoles, con el euro quebrando a la baja la zona de 1.2000, y con la libra esterlina en dirección contraria, cerca de 1.3900. Si bien se conocieron la mayoría de las encuestas PMI de servicios en Europa, la que cuenta es la de Alemania, que quedó por debajo de los 50 puntos, volviendo a una posición de contracción del sector luego de que en marzo lograra superar tal cota.

La divisa única presenta una tendencia bajista en el corto plazo, aunque solo el quiebre de 1.1965 podría extender la caída del par EUR/USD. Sin embargo, el par EUR/JPY presenta una clara figura de cambio de tendencia -doble techo- en un anticipo de lo que puede ser una baja de importancia del euro. Dado que el yen no está en sus mejores horas -cotiza a 109.35 y en baja- lo que queda por esperar es un desplome del euro.

La libra esterlina, en cambio, no tiene un dato que justifique su alza, y en verdad su tendencia se mantiene en esa dirección pero sin acelerar en estas horas. La superación de 1.3900 podría llevar a la moneda británica a 1.3930, primera resistencia.

Fuerte es el alza del petróleo. Los futuros del WTi se acercan a los máximos del año (los alcanzó el 8 de marzo) en 67.80 dólares, y si bien se ve sobrecomprado en el corto plazo, por ahora tiene pocos límites para seguir creciendo en las próximas horas.

Este alza del petróleo está impactando positivamente en el dólar canadiense, una moneda que lleva casi dos semanas creciendo, y que “estacionó” en la zona de 1.2300, la cual ahora intenta volver a quebrar a la baja. El Loonie tiene objetivos en 1.2230 para las próximas horas, si bien ahora luce sobre comprado en los gráficos diario y de 4 horas.

Los futuros de los índices bursátiles, en especial los del Dow Jones, apuntan bien alto. Luego de una marcada corrección bajista, que sufrieron durante la sesión americana del martes, los selectivos se muestran nuevamente fuertes, y pueden alcanzar máximos históricos sin dificultades. Los del Nasdaq 100 corren desde atrás, y quedan un tanto más lejos de dichos niveles.

La agenda de noticias comienza a dar datos de importancia. La encuesta de empleos privados de la firma ADP tiene una previa de unos 870 mil nuevos puestos de trabajo en dicho sector, Este informe suele ser un anticipo -cada tanto un poco desdibujados, es verdad- del dato de empleos del Departamento de Trabajo, que se conocerán el viernes.

También se publicará el ISM de servicios. Al respecto, se espera que la medición vuelva a estar por encima de los 65 puntos, lo que marcaría un nuevo récord de varios años. La medición de manufacturas decepcionó a los mercados, con un crecimiento por debajo de lo esperado. Sin embargo, la medición del sector más importante de la economía puede quedar por encima de las marcas previstas.

Nos espera entonces una sesión americana con mucho movimiento, y con la apertura de Wall Street, a las 9:30 del este, que terminará por confirmar la tendencia del dólar para el resto del día.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el jueves.

Euro y libra: ¿otra vez buscando máximos?

Hola Amigos, buen día. La jornada del lunes dejó poco para el análisis, y tan solo la publicación del ISM de manufacturas, con cifras muy por debajo de lo esperado logró modificar la monotonía de una sesión americana sin brillo.

Con todo, el euro, pero en especial la libra esterlina, se destacaron con sendas alzas, de las cuales ambas monedas sufrieron correcciones. La tendencia de ambas divisas europeas se mantiene alcista en las primeras horas del martes, y tal pareciera que pueden apuntar a nuevos máximos durante la sesión americana. El euro, por encima de 1.2100; la libra, a 1.4000.

El euro se vio beneficiado por las cifras de ventas minoristas de Alemania, que superaron los pronósticos. La primera potencia europea vuelve a mostrar su fuerza, completando una serie de datos relevantes a su favor. Otro informe clave conocido días atrás, el PMI de manufacturas, ratificó que la economía alemana marcha por la buena senda.

En el caso de la libra esterlina, el futuro cercano se ve algo más difuso. Habrá elecciones en Escocia esta misma semana, y comienzan a agitarse las voces que piden su independencia, algo previsible luego de la aprobación final del Brexit. Y no solo Escocia muestra esta inquietud. Con menor fuerza, Irlanda del Norte, separada ahora por una insólita aduana interior, y hasta Gales han hecho sentir sus reclamos. Habrá que ver, pasados unos años, cual ha sido el real alcance del Brexit.

El contexto también ayuda a otras monedas, como el dólar canadiense. El Loonie no deja de ganar terreno, apoyado por los recortes de fondos del Banco de Canadá, pero también por los altos precios del petróleo, que otra vez busca máximos anuales.

También el oro se despertó de golpe, ganando en pocas horas más de 30 dólares, y apuntando a la zona de 1820 / 25, donde aún permanece el objetivo de una figura de cambio de tendencia medida en el gráfico diario.

El yen no presenta cambios relevantes, aunque se ve impedido de volver a crecer. Solo podrá volver a ganar terreno al quiebre de 108.40, nivel muy lejano al actual, y sin motivos reales que justifiquen tal movimiento. Japón sigue en días festivos.

Respecto a la bolsa de Nueva York, los futuros del Dow Jones cerca estuvieron de batir otro máximo histórico el lunes, aunque no logró consolidar sus ganancias, y comenzó a caer sobre el cierre de la sesión americana. De todas formas, su tendencia, como también la del S&P 500 y el Nasdaq 100 permanecen claramente alcistas en el corto plazo.

No se conocerán datos que puedan mover las agujas del mercado en forma contundente este martes. La balanza comercial, con su eterno déficit, hará pensar a más de un analista si la política de Trump de tratar de dejar de perder tanto dinero mensualmente estaba tan errada. El gobierno de Biden está en estado de gracia, y todo lo que hace es festejado hasta el hartazgo por un amplio sector de la prensa, aunque los mercados no están tan de acuerdo con algunas medidas. Habrá que ver hasta cuando estiran las ganancias, dado que las inyecciones enormes de liquidez comenzarán a escasear pronto.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.