El dólar y el euro, dos gigantes debilitados

Hola Amigos, buen día. No cabe duda de que el par EUR/USD es el cruce insignia del mercado de divisas. Para cualquier operador con cierta experiencia, un primer vistazo al EUR/USD es la acción con que abre un análisis diario, y a partir de su precio se puede deducir el precio de otros pares, lo cual además es un buen ejercicio práctico.

En estos días, el par más importante del mercado se muestra algo dubitativo. El dólar tiene por delante un recorte de tipos de interés por parte de la Fed, probablemente en septiembre, en una medida que el organismo toma después de que menos de un mes antes dejara saber que no sería política desde ahora hacerlo. Es evidente que los temores a una recesión próxima se han acrecentado en los últimos días, sobre todo a partir de la devaluación del yuan impuesta por el gobierno de China, la cual fue desmentida y suavizada apenas 24 horas después.

Desde allí, una sucesión de amenazas mutuas entre las dos primeras potencias globales dio lugar a una escalada en la guerra comercial, que si bien parecía favorecer primero a Estados Unidos, luego a China y luego a nadie, tiene al dólar como uno de los perjudicados en primera fila.

Los máximos de poco menos de tres años del yen y los de más de seis años del oro son elocuentes: el dólar no es la moneda favorita en estos días, y seguirá sin serlo en tanto el conflicto con China no ceda. Y este no da señales de aflojar un solo paso. La República Popular sigue tomando medidas, y hasta Donald Trump se mostró algo más suave el lunes, afirmando que, al fin y al cabo, se puede negociar y volver atrás algunas medidas. Hombre difícil, pero que cuando se ve claramente en apuros cambia de rumbo como si nada ocurriera.

El euro, en tanto, tiene sus propias penas. El Banco Central Europeo prepara un paquete de liquidez cuya dimensión se desconoce, pero que intentará hacer llegar a las pymes a través de tasas negativas a los bancos, impidiendo que el dinero destinado al crecimiento sea depositado en el propio BCE. Si Usted creía que los bancos son difíciles en su país, solo mire lo que sucede en Europa.

Al plan de estímulo se le sumará un recorte de tipos de interés. Este, largamente anunciado, ya no asusta. Pero las medidas deberán ser contundentes para revertir el trago amargo que está dejando la economía de la Eurozona en estos meses. A las paupérrimas cifras de manufacturas, se le suma la encuesta IFO, ambos en Alemania, y ambos con cifras que parecen llegadas del tercer mundo, o del cuarto.

La libra Esterlina sigue bailando al compás de un personaje imprevisible, por llamarlo de manera generosa, como Boris Johnson. El primer ministro, que habrá soñado serlo en un momento menos delicado que este, dijo que retirar a Reino Unido de la UE sin acuerdo será muy fácil. Mientras tanto, el Parlamento reúne votos para destituirlo.

Mientras todo esto pasa, nos espera como dato de importancia el índice de confianza del consumidor del Conference Board, a las 10:00 del este. El dato, con bajo impacto en los precios, pero muy seguido por los operadores, es el único evento de un día que pinta como para ser bastante parecido a un lunes sin muchos atractivos. Lo mejor estuvo al inicio de la sesión, pero lentamente se fue desinflando y fue un lunes más. ¿Aparecerá Trump y sus bravatas? ¿Seguirán Macron y Bolsonaro a los insultos? ¿O acaso Salvini o Johnson serán protagonistas? Últimamente, estos señores son los que marcan el ritmo de los mercados, aunque parezca insólito.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.

La guerra comercial se agrava; semana decisiva

Hola Amigos, buen día, bienvenidos a esta nueva semana de agosto. Después de varios días de escasa actividad, el viernes asistimos a acciones furibundas entre Estados Unidos y China, en torno a la guerra comercial que sostienen ambos países.

Al inicio del día, China aplicó aranceles a más de 5000 mil productos importados de Estados Unidos, en dos etapas que se iniciarán el próximo 1 de septiembre. La respuesta del gobierno de Trump no se hizo esperar: elevó los aranceles a prácticamente todas las importaciones chinas, en niveles que van desde el 15 al 30%, algo que advirtió el propio mandatario momentos antes del anuncio.

De esta forma, se intensifica el enfrentamiento entre las dos primeras potencias globales, y naturalmente esto impacta de lleno en la economía de todo el mundo. También crecen los temores a una recesión en Estados Unidos en 2020, algo que Trump intenta desmentir a través de mensajes “tranquilizadores”; lo cierto es que las mediciones de manufacturas y servicios caen a gran velocidad desde inicio de 2019, y por ahora no se espera que la tendencia cambie.

El contexto de una guerra comercial es el marco ideal para una guerra de divisas. Ello explica, por lo tanto, los movimientos vistos el viernes, después de la presentación del presidente de la Fed, Jerome Powell, en el Foro de Jackson Hole. Powell suavizó su discurso, y quedó bastante claro que habrá nuevos recortes de tipos de interés en 2019, agregados al que ya decretó la entidad en julio. La mayoría de los analistas coinciden en pronosticar un recorte en la reunión del 18 de septiembre, por lo que la tasa de interés quedaría, como mínimo, en un 2% desde entonces.

En teoría, esto debería favorecer plenamente al resto de las monedas. Sin embargo, y pese a que tanto el euro, como la libra y el yen crecieron el viernes, sus movimientos no fueron demasiado intensos; parecieron serlo, después de varias sesiones con rangos de precios mínimos.

Y es que desde Europa, las medidas que se esperan son similares a las de la de Fed, e incluso más intensas. En su caso, el Banco Central Europeo no solo dejará la tasa de interés en negativo por primera vez en su historia, sino que implementará un nuevo plan de estímulo a la economía, que al decir de algunos de sus directivos será mayor de lo que los operadores esperan. Ello limita en gran parte la posibilidad de que el euro se escape.

Por su parte, la libra Esterlina tiene sobre su cabeza la espada del Brexit. La semana pasada, desde Alemania enviaron mensajes conciliadores, pero no tuvo la misma postura Francia. La reunión de Johnson con Macron en Paris, con el británico con sus pies sobre la mesa en la que se encontraban ambos mandatarios, fue por lo menos lamentable, pero dejó en claro la postura del francés: se respeta la salida, pero con las condiciones de la UE.

Apropósito de Macron, con su victoria en abril de 2017, el euro dejó gaps en sus pares, que nunca habían sido cubiertos. En reiteradas oportunidades habíamos señalado que serían cubiertos cuando algún problema hubiera en los mercados, el euro cayera y el yen se recuperara. Eso sucedió este lunes, y el par EUR/JPY cubrió el gap que dejó en ese momento en 117.00. El EUR/USD lo tiene en 1.0720.

La apertura del lunes estuvo en línea con esta confusión que reina en los mercados. El yen en máximos anuales, por debajo de 105.00, el oro en máximos desde abril de 2013, la libra al alza, el euro también. Los mercados europeos abrieron muy abajo, pero revierten su caída, y de a poco toman un tono alcista, al igual que los futuros de los índices de Nueva York.

Y también, lentamente, el dólar comienza a ganar terreno. El euro retrocede a la zona de 1.1115, al cabo debajo de su cierre del viernes, la libra Esterlina vuelve de sus máximos que momentáneamente quebraron una línea bajista de mediano plazo, y el yen ya cubrió un gap de muchos puntos que dejó desde el cierre del viernes. ¿Esto significa que todo fue un susto? Diríamos que no. Que el problema está. Pero los mercados no se resignan e intentan teñir de verde el tablero para este lunes.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el martes.

Powell puede despejar dudas y hacer caer al dólar

Hola Amigos, buen día. El segundo día del Simposio de Jackson Hole, un encuentro de carácter académico donde se dan cita las más altas autoridades de bancos centrales del mundo, tendrá como expositor principal al presidente de la Fed, Jerome Powell.

El funcionario hablará pasado el mediodía de Nueva York, y los mercados están pendientes de su discurso. Y es que si bien en este tipo de encuentros no suelen conocerse definiciones concluyentes, tanto Powell, como sus predecesores en años anteriores, dan algunas pistas acerca de cuales son las acciones en materia de política monetaria hacia el futuro.

En esta oportunidad, con la Fed recortando los tipos de interés por primera vez en más de 10 años en su reunión anterior, Powell podría dejar algo más claro algo que los mercados ya vienen descontando: habrá un nuevo recorte de tipos en septiembre, con lo que la tasa quedaría en el 2%.

Si esto quedara medianamente en claro, el dólar podría caer ligeramente al momento de su presentación. Llamativamente, el mercado de divisas ha pasado una semana muy calma, con movimientos muy acotados en los pares principales, y también en las monedas de países emergentes. De allí es que podríamos esperar un fuerte impacto con las palabras de Powell.

En otro orden, la libra Esterlina fue la única moneda que el jueves ofreció algún tipo de atractivo, con un alza importante, en medio de la confusión del Brexit. Fue cuando la canciller de Alemania, Angela Merkel, dijo que podría encontrar una solución al problema de la frontera irlandesa antes del 31 de octubre, fecha en que debe ejecutarse la salida de Reino Unido de la Unión Europea.  El líder francés Emmanuel Macron fue algo más cauto en su reunión con el primer ministro británico Boris Johnson, aunque en ningún caso quedó algo claro. En nuestra opinión, el Brexit está cerca en la fecha, pero lejos de ejecutarse como está planeado.

La libra, de todas formas, no pudo sostener su alza, y ya cedió 50 puntos desde sus máximos del día en 1.2260, apuntando a 1.2100 en estos momentos. El euro, por su parte, cae y se acerca a 1.1028, su mínimo anual que tocó a inicio de mes, aunque habrá que ver que efectos tiene el discurso de Powell al mediodía. Es por lo menos llamativo que la moneda única caiga en estos momentos, antes de la presentación del líder de la Fed.

El yen, en tanto, se mantiene sin cambios, en la zona de 106.45, con un ligero sesgo alcista del par USD/JPY, aunque lejos de superar 107.00, nivel sobre el cual el cruce podría mostrarse algo más fuerte para la semana próxima. El dólar australiano inmóvil, al igual que la onza de oro.

¿Será entonces Powell quien despierte al mercado? Es muy probable. Solo hay que esperar unas horas.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, y un muy buen y reparador fin de semana, nos reencontramos el próximo lunes. Hasta entonces.

La Fed anticipa más recortes de tasa de interés

Hola Amigos, buen día. Las Minutas de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal del pasado 31 de julio dejaron en claro que vendrán más recortes de tipos de interés, y que la afirmación del presidente Powell de que no hay un nuevo ciclo en este sentido no fue exacta.

Varios miembros del Comité de Política Monetaria (FOMC), se volcaron directamente a un recorte de 0.5%, algo que no sucede desde la crisis de 2008, cuando el organismo se vio obligado por cuestiones de emergencia a tomar estas medidas. En verdad, el recorte de julio también fue el primero desde aquella época, aunque, claro está, las circunstancias son otras.

Lo cierto es que el momento del recorte se acerca, y puede ser en septiembre. El mercado no reaccionó en contra del dólar como pudo haberlo hecho, en parte porque al resto de las monedas líderes tampoco les sobran motivos para festejar.

La libra Esterlina se encuentra inmersa en el laberinto del Brexit, conflicto en el cual toda Europa se encuentra involucrada, con Alemania intentando mediar, y con el resto de los países cuya postura en común pasa por la cuestión de Irlanda. La divisa británica tiene aún un camino bajista por delante, aunque como hemos mencionado recientemente, tiene mucho terreno por ganar en el futuro. Creemos que el Brexit duro no tendrá lugar, que Boris Johnson no logrará su cometido, y que en definitiva habrá o un acuerdo parcial, una postergación o una anulación del Brexit. Por ahora, cualquiera de estas actitudes no ha tenido eco en las autoridades británicas.

El euro, en tanto, se ve apenas beneficiado en estas horas luego de la publicación del informe de manufacturas en Alemania. El dato, que muestra la debilidad del sector en ese país con una medición debajo de los 44 puntos, mostró una recuperación a máximos de dos meses, algo que los mercados no esperaban. Sin embargo, en este contexto tan inmóvil del mercado, de poco le sirve a la moneda única el informe publicado.

Conviene no confiarse de estas pausas del mercado. Duran poco tiempo, y aunque no hay amplitud de precios en la mayoría de los cruces como para colocar posiciones bien analizadas, pronto volverán los movimientos fuertes. Precisamente, el inicio del Simposio de Jackson Hole prevista para este jueves, puede ser el evento que despierte nuevamente a los precios. De todas formas, el orador principal, el presidente de la Fed, Jerome Powell, hablará el viernes, y allí puede haber novedades. El dólar espera, con un sesgo bajista que puede acelerarse ante sus palabras.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el viernes.