EEUU y China encaran negociaciones; optimismo moderado

Hola Amigos, buen día. Este jueves comienzan las negociaciones entre Estados Unidos y China en Washington. Las dos primeras potencias globales intentarán llegar a un acuerdo que, al menos parcialmente, termine con la escalada de la guerra comercial que se inició hace más de un año, con la implementación progresiva de aranceles a las importaciones desde ambos países.

Los mercados aguardan con moderado optimismo las negociaciones. China ofreció el miércoles, como muestra de buena voluntad, comprar más productos estadounidenses, en tanto se habla de un acuerdo sobre el tipo de cambio del yuan, que a inicio de agosto fuera el motivo que generó un rebrote de la guerra comercial. En su hora, China devaluó su moneda a mínimos de más de 10 años, y pese que luego cayó ligeramente, lo cierto es que el yuan sigue en mínimos en estas horas. Días atrás hablamos de una formación de hombro cabeza hombro, que debería, si se cumple, hacer caer al par USD/CHN desde los 7.12 actuales, hasta la zona de 6.84. Pero pensar en una revaluación de tal magnitud del yuan es algo impensable.

El presidente Trump se muestra también optimista. Apuesta a un acuerdo total, algo también muy improbable, dado que los reclamos mutuos son muchos, y no son fáciles de solucionar. Lo que parece bastante claro es que, si se llegó a esta instancia de negociación, en la cual interviene Trump y altos funcionarios chinos viajan a Washington, es que algún tipo de acuerdo importante va a firmarse.

Los mercados bursátiles no presentan por ahora signos de ganancias importantes. En Europa, los índices principales abrieron la sesión del jueves con ciertas bajas, en tanto los futuros de los índices de Nueva York presentan comportamientos mixtos, pero lejos de mostrarse eufóricos.

En cambio, las monedas principales sí parecen reaccionar con ciertas dosis de optimismo. El euro superó finalmente 1.1000 en las últimas horas, luego de tocar dicho nivel varias veces esta misma semana, y ahora apunta a 1.1030 en primer término, cota que si es superada llevará a la moneda única a 1.1065.

La libra Esterlina, en tanto, también apunta al alza aunque en forma muy moderada, y cerca de 1.2200. Las novedades del Brexit no ayudan a la divisa británica. Ya queda prácticamente descartado un acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea antes del 31 de octubre -la ley británica sancionada antes de la insólita suspensión del Parlamento puso fecha límite el 19 de este mes para acordar-, y todo apunta a que al menos hasta enero de 2020 no habrá novedades importantes. Ya habrán pasado tres años y medio desde el referéndum que por escaso margen decidió la salida. ¿No será hora de considerar un nuevo referéndum, si se tiene en cuenta que, por ejemplo, la mayoría de los períodos presidenciales en el mundo duran cuatro años, y la opinión pública suele cambiar de rumbo en plazos como ese?

El yen cae, producto de una cierta relajación de los mercados ante las negociaciones antes mencionadas, pero no hay que descuidarse: cuando los precios caen antes de las noticias, suelen subir después. El viejo dicho de comprar con el rumor y vender con la noticia.

El oro, muy volátil, llegó a 1516 dólares el miércoles sin fundamentales, y cayó ahora de la misma manera. El precio actual de 1505 dólares por onza deja al metal precioso listo para saltar. En que dirección lo sabremos cuando terminen las negociaciones de Washington.

Las Minutas de la reunión de la Fed fueron anodinas, y con contenidos ya conocidos. Aún así, no se descarta que haya recortes de tipos de interés a fin de mes. Esto no garantiza una baja del dólar, dado que a las otras monedas no les queda margen de maniobra.

La inflación de septiembre estará en la agenda del día, pero nada indique que impacte en los precios. La atención, por este jueves, está puesta en la capital estadounidense.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el viernes.

El Brexit al rojo vivo; dólar en baja

Hola Amigos, buen día. Cuando faltan poco más de 20 días para la ejecución del famoso Artículo 50, que regula la salida de un estado de la Unión Europea, el Brexit se encuentra en un punto de no retorno. El primer ministro británico, Boris Johnson, tiene en contra a propios y extraños, y el martes tuvo una conversación con la líder alemana Angela Merkel, que no terminó bien. Lo más probable, al cabo, es que la salida no tenga lugar a fin de mes, y que se extiendan los plazos, al menos hasta el 31 de enero; algunos analistas hablan de una postergación hasta el segundo semestre de 2020.

La libra Esterlina sigue sufriendo estos avatares de la salida de la UE. Si bien el dólar no tiene fuerza para impulsar una baja de la moneda británica, esta tampoco la tiene para recuperarse. Nuevamente, la zona de 1.1957, un mínimo de tres años que tocó el mes pasado, aparece en el horizonte, si bien aún tiene alguna chance de alejarse de ese punto en las próximas sesiones. Minutos atrás, la EU dio buenas noticias al aceptar algunas propuestas británicas respecto a la cuestión de Irlanda. La libra cotiza ahora a 1.2270 contra el dólar, aunque mantiene una clara tendencia bajista de corto plazo.

En tanto, el dólar también pasa por momentos complicados. Tanto el euro, como el yen, también la libra por momentos, y el resto de las divisas principales, reaccionaron al alza el martes ante la presentación del presidente de la Fed, Jerome Powell. El funcionario expresó que la actual política de intervención en repos no significa que haya comenzado un nuevo ciclo de estímulos, haciendo trastabillar a la moneda líder. A su vez, dejó las puertas abiertas para un recorte de tipos de interés a fin de mes, cuando tenga lugar la próxima reunión de política monetaria de la entidad. Si esto sucede, la tasa quedará en el 1.50/1.75%.

Todo esto sucede en medio de un mercado que tiene la tensión alta por el inicio de las negociaciones entre Estados Unidos y China, que comenzarán el jueves en Washington. Justo antes de la primera reunión ambos países amenazaron a la otra parte con medidas en contra de empresas y fondos, lo cual complica el inicio de las conversaciones. Hubo incluso el martes algunas versiones que hablaron de una suspensión del viaje de funcionarios chinos a Estados Unidos. Demás está decir que si esto sucede, los mercados se desplomarán.

La agenda de noticias del día incluye la publicación de los inventarios semanales de petróleo a la 10:30 del este; el WTI no logra levantar cabeza, y luego de un alza muy marcada posterior al atentado del 14 de septiembre contra Saudi Aramco, cayó a 50.75 dólares, cotizando al momento a 52.35 dólares por barril. Los inventarios de la fecha podrían darle algún impulso alcista.

También se espera, para las 2:00 pm, la publicación de las Minutas de la última reunión de la Fed, que tuvo lugar el 18 de septiembre. Se trata de un acta que refleja las conversaciones entre los miembros del Comité de Política Monetaria (FOMC), que esta vez podrían a su vez mostrar una amplia diferencia de criterios entre los mismos. El dólar podría verse volátil en el momento de la publicación del Acta.

Mientras tanto, y con el dólar en baja, los futuros de los índices bursátiles de Estados Unidos presentan un panorama alcista, luego de una sesión de martes que los vio caer con fuerza.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el jueves.

Aumenta la tensión antes de las negociaciones EEUU – China

Hola Amigos, buen día. Se acerca el día de inicio de las conversaciones entre Estados Unidos y China, previstas para el jueves, y comienzan a aparecer algunas diferencias entre ambas partes. Esta vez no es el presidente Trump quien trae la nota discordante, sino el gigante asiático. Altos funcionarios chinos dejaron entrever que no negociarán sobre determinados puntos complejos, lo cual quedará para 2020. Trump, en cambio, se mostró nuevamente esperanzado en llegar a un acuerdo total en esta oportunidad.

En este contexto, los mercados oscilan entre una visión optimista y otra algo más escéptica respecto a lo que viene. Los activos de refugio han cedido posiciones el lunes a mediados de la sesión americana, para establecerse algo más débiles de cara a la sesión de la fecha. El yen, por caso, se aleja de 107.00, aunque deberá caer de 107.50 para que su tendencia bajista se haga más visible, algo que parece poco probable en el inicio de la sesión europea. El oro, por su parte, cedió fuerte en la víspera, y si bien quebró por momentos la zona de 1490 dólares, cotiza al momento a 1495 dólares, manteniendo una tendencia bajista de corto plazo.

Las monedas europeas atienden un juego distinto. El euro oscila en un rango estrecho de precios, entre 1.1000 y 1.0960, con tantos argumentos para caer de dicho mínimo como para superar aquella resistencia. En la zona de 1.1000 se ubica el 61.8% de la caída anterior del euro, y su quiebre le dará impulso a la zona de 1.1030, número Gann y resistencia natural de la moneda única. La libra Esterlina, en tanto, sigue pendiente de un Brexit que tiene por delante 20 días, y que ya parece encaminarse a una postergación obligada. El premier británico Boris Johnson no logró que el Parlamento Europeo apruebe su plan de salida, y ya hay versiones que hablan de un rechazo de plano a su propuesta, algo que por supuesto forzaría una postergación. La libra podría festejar si esto sucede, saliendo de esta nueva dinámica bajista en que ha ingresado. Si ello no ocurre, en las próximas horas podría visitar la zona de 1.2230, previo paso a 1.2200, mínimos de la semana anterior. Al momento, el par GBP/USD se encuentra en 1.2276.

Una nueva presentación del presidente de la Fed, Jerome Powell, tendrá lugar este martes pasado el mediodía, en Denver. El funcionario podría dar alguna pista acerca de las acciones del organismo en la reunión de política monetaria que tendrá hacia fines de octubre, aunque por supuesto no será definitorio en sus palabras. Los mercados comienzan a descontar un recorte de tipos de interés en dicha reunión, el tercero consecutivo, y la tasa podría de este modo cerrar el año en un rango de entre el 1.50 y el 1.75%.

El inicio de la sesión europea muestra a los índices del viejo continente con bajas moderadas, luego de un lunes de fuertes ganancias. En tanto, los futuros de los índices estadounidenses acompañan la baja, encabezadas por el Dow Jones, que parece iniciar un ciclo bajista en el gráfico de 4 horas. Igual comportamiento expresan los futuros del S&P500 y del Nasdaq 100.

Nos espera entonces un martes de intensa actividad, con las negociaciones antes mencionadas en el centro de la escena, y con la expectativa de que, al menos esta vez, las mismas tengan un final feliz.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.

Estados Unidos vs. China: renace la esperanza de un acuerdo

Hola Amigos, buen día, bienvenidos a esta semana de octubre. Luego del mal trago que sufrió la economía de Estados Unidos con una serie de datos negativos conocidos la semana pasada, estos días asoman algo más tranquilos en materia de informes.

Tan solo la publicación de las Minutas de la última reunión de la Fed, que finalizó el pasado 18 de septiembre y que derivó en el segundo recorte de tipos de interés del año, y los datos de inflación minorista, previstos para el jueves, serán los informes a tener en cuenta. A su vez, se presentará en tres oportunidades Jerome Powell, el líder de la Fed, aunque no se espera que haya movimientos importantes derivados de sus discursos.

Donde en verdad reside la clave de esta semana es en el reinicio de las negociaciones entre Estados Unidos y China, previsto para el jueves 10 en Washington. Hay grandes expectativas en los mercados puestas en estas conversaciones. El propio presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se mostró esperanzado, al decir que “está más cerca de lo que parece” un acuerdo con China en materia comercial. No se espera la eliminación de los aranceles actualmente vigentes, pero sí podrían frenarse nuevas sanciones, para buscar más adelante una lenta supresión de estos impuestos.

No serán fáciles las negociaciones. Las que en Buenos Aires, en diciembre de 2018, habían dejado alguna luz de esperanza, quedaron en la nada en mayo, cuando Trump impuso aranceles a la mayoría de las importaciones chinas, y desde allí le respondieron con la misma sanción por la mitad de las importaciones estadounidenses. Las de junio, en Osaka, derivaron un mes después en nuevos aranceles contra China, y desde allí la respuesta fue más original: devaluaron artificialmente al yuan, algo que China por supuesto negó, y que intentó revertir 24 horas después.

Por otra parte, Estados Unidos tiene vía libre para imponer sanciones a Europa, ahora habilitado por la OMC. Ya le avisaron desde Bruselas que la respuesta será la misma, y esto abriría otro frente de guerra comercial, que muchos estiman no sucederá: Trump se juega la reelección en poco más de un año.

La caída de las bolsa de Nueva York durante la semana pasada, justificada por los datos de manufacturas, servicios y empleos, que finalmente no fueron tan malos (la tasa de desempleo quedó en mínimos de más de 50 años en el 3.5%), tendrá esta semana una continuación importante, o una reversión del mismo tenor, dependiendo ello justamente de las negociaciones respecto a la guerra comercial: la que libran Estados Unidos y China, y la que aún no libra (y esperemos que no libre) la primera potencia contra Europa.

Las monedas principales se muestran poco volátiles, pese a los datos. Tan solo el yen ha crecido producto de los informes mencionados, con un doble techo en el gráfico diario que amenaza que llevar a la moneda nipona a 105.50; si esto sucede, será consecuencia de que no habrá acuerdo, y las noticias seguirán siendo negativas. De lo contrario, la superación de 107.50 podría revertir la tendencia, y darle fuerza al dólar ante el yen. En dicho caso, 109.00 aparece en el horizonte como la marca a seguir.

El oro, otro activo de refugio, encontró alivio en los informes de la semana pasada. Pero el riesgo de que se cumplan una clara figura de cambio de tendencia en el corto plazo no se terminó. Solo la superación de 1530 dólares terminaría con el hombro cabeza hombro muy claro que aún rige, y cuyo destino aparece, justamente para el 10 u 11 de octubre, en 1415 dólares. ¿Será el anticipo de buenas noticias en la guerra comercial?

El euro se recupera, pero le cuesta mucho pasar determinados niveles, como 1.1000. Aunque lo haga por momentos, la proximidad del plan de estímulos del BCE impide que se posicione sobre 1.1200, nivel sobre el cual se permitiría crecer nuevamente con un tono más sustentable. De otro modo, la zona de 1.0720, el viejo gap de abril de 2017, estará cada vez más cerca. La semana pasada llegó a 1.0879.

Y la libra Esterlina simplemente espera. O, mejor dicho, los inversores esperan. Esta espera es por días escéptica, a veces desesperante, y cada tanto risueña. Boris Johnson intenta ahora complacer a la UE, a sus propios legisladores, a la oposición, con planes de última hora, para que parezca que el Brexit tiene algún signo de seriedad. Faltan 20 días para la salida, y no hay nada firmado, ni acordado. La libra podría cambiar su actual tono bajista si supera, y confirma y super confirma, la línea bajista medida en gráficos diarios que se inició en marzo en 1.3380. Esta semana, ello ocurriría sobre 1.2510, aunque la impresión que dan los gráficos, que suelen ser más certeros que los fundamentales, es que a la pobre libra le esperan días duros, incluso debajo de sus propios mínimos de 3 años que tocó debajo de 1.2000 hace poco más de un mes.

Como se ve, nos espera una semana plena de actividad. ¡A buscar las oportunidades!

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el martes.